DE NEBLINAS Y DON GOYO

Tata Vasco

A Eréndira con sus Purépechas y Tarascos

En los años del 65 -tres antes de su muerte-, David Mayagoitia, S.J. se entusiasmó en recordar de manera viva, el cuarto centenario del fallecimiento del obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, acaecido una tarde del 14 de marzo de 1565 en Uruapan. El jesuita Mayagoitia, motivado por que se hiciera una justa celebración de ese aniversario, nos invitó a Pátzcuaro y a otras comunidades tarascas de esa entidad purépecha, a registrar y conocer los vestigios y recuerdos del misionero y jurista avilense llegado a la entonces Nueva España, como miembro destacado de la 2ª. audiencia peninsular. Y pronto, nombrado por Carlos I de España y V de Alemania, obispo de esa Diócesis.

Nos mencionaba D. David, que Vasco de Quiroga, influenciado por las lecturas de Tomás Mora-"Utopia"-; Platón-"La República"-; Ignacio de Loyola-"Ejercicios Espirituales"-; y de Luciano -obra satírica-; trató de poner en la práctica sus enseñanzas creando más de 100 Escuelas-Pueblos-Hospitales que abarcaron toda la Diócesis de D. Vasco que incluía a comunidades que, posteriormente, estarían enclavadas en varias entidades constituidas después del triunfo de las luchas de independencia y, al formarse ya, la actual nación mexicana (obviamente, descontado de ella sus territorios perdidos, tanto al norte como al sur de la misma).

Don David Mayagoitia fue fundador y asesor de la Corporación de Estudiantes Mexicanos, a la que pertenecí. Era una organización católica nacional en la que "militaron" cientos de jóvenes estudiantes de todo el país. Sus principales grupos correspondían a las ciudades más grandes (excepto, Puebla, en la que por sus contradicciones no se formó la CEM, fue en Teziutlán, donde pertenecí a ella y donde existió dicho grupo). El DF, Toluca, Guadalajara, Monterrey, Mérida, Xalapa, Guanajuato, Tampico, Saltillo, Mexicali, Hermosillo, Culiacán, Aguascalientes -de donde migraron numerosos directivos-; San Luis Potosí y Zacatecas, tuvieron los grupos más numerosos, principales y trascendentales. El padre David, me obsequió un libro sobre D. Vasco, en ese viaje que todavía conservo.

El principal objetivo que buscó el sacerdote jesuita al sumarnos el reconocimiento que diversas organizaciones, laicas y religiosas, gubernamentales y privadas, universidades y centros de investigación, estamentos nacionales e internacionales celebraron en torno al cuarto centenario de su fallecimiento, fue el que se conociera y se valorara la trascendencia y alternativa para los pueblos originarios e indígenas en su desarrollo, progreso y autonomíatanto en el pasado, como en el presente y para construir su futuro digno, de avances, de libertad, de paz y preñado de humanismo, derivado de conocer la obra del llamado Tata Vasco.

"El obispo don Vasco de Quiroga, cuyo nombre completo era Vasco Vázquez de Quiroga y Alonso de la Cárcel nació el 03 de febrero de 1470 en Madrigal de las Altas Torres, Ávila. España. Realizó sus estudios en la universidad de Salamanca hacia 1515. Llega a la Nueva España en 1532 por mandato del rey Carlos I y V en calidad de oidor de la Segunda Audiencia(...) Como consecuencia de las arbitrariedades y abusos cometidos por Nuño Beltrán de Guzmán en la región tarasca, entre ellos el asesinato del rey Caltzontzin, Vasco de Quiroga fue designado por la Audiencia, en 1533, a realizar una visita de gobierno en dicha región, logrando pacificar el reino(...)Fray Juan de Zumárraga fue quien lo nombró obispo de Michoacán cargo que asumió el 22 de agosto de 1538(...)La Universidad Nicolaita de Morelia, Michoacán, tuvo su origen en el Colegio de San Nicolás, fundada en Pátzcuaro por Él.
Don Miguel Hidalgo y Costilla estudió en el Colegio de San Nicolás y llegó a ser rector del mismo.
Entre las obras más significativas de D. Vasco pueden citarse el Hospital de Tzintzuntzan y la Casa de expósitos de Santa Fe de la Laguna.
Dentro del marco artesanal, Tata Vasco, organizó a las comunidades de la región para que cada una contara con una actividad económica específica.
Hasta la fecha podemos constatar la labor organizativa en cuanto al trabajo artesanal llevado a cabo por don Vasco, a saber en:
Uruapan , las lacas. Teremendo, objetos de cuero. Paracho, guitarras y otros instrumentos musicales además de muebles. Santa Clara del Cobre, objetos de cobre. San Felipe, la herrería. Patambán, la alfarería. 
Nurío, tejidos de lana y Quiroga, bateas. Este obispo introdujo el cultivo del plátano en Tzirándaro e impulsó la creación de la actividad ganadera de la región con ganado equino, porcino y lanar.
Tata Vasco, al igual que Fray Bartolomé de las Casas se opuso al trato cruel e inhumano que los españoles ejercían sobre los indígenas.
La población indígena tarasca encontró en su obispo a la persona que los protegía y a quien querían y respetaban como a un padre, razón por la cual le llamaban: Tata Vasco(...)realizó una visita pastoral a Uruapan y ahí falleció el 14 de marzo de 1565".