DE NEBLINAS Y DON GOYO

La Reforma Educativa: el INEE (I)

Al profesorado mexicano

 

Como ya compartimos con ustedes, amables lectores, la IX fracción del artículo 3º de la Constitución Política  de los Estados Unidos Mexicanos, señala:

“Para garantizar los servicio educativos de calidad, se crea el Sistema Nacional para la Evaluación Educativa. La coordinación de dicho sistema estará a cargo del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación será un organismo público autónomo,

con personalidad jurídica y patrimonio propio. Corresponderá al Instituto evaluar la calidad, el desempeño y resultados del sistema educativo nacional en la educación preescolar, primaria secundaria y media superior. Para ello deberá:

a).- Diseñar y realizar las mediciones  que correspondan a componentes, procesos, o resultados del sistema.

b).- Expedir los lineamientos a las que se sujetarán las autoridades educativas federal y locales para llevar a cabo las funciones de evaluación que les corresponden.

c).- Generar y difundir información y, con base en ésta, emitir directrices que sean relevantes para contribuir a las decisiones tendientes a mejorar la calidad de la educación y su equidad, como factor esencial en la búsqueda de la igualdad social”.

El gobierno de la república en un documento al que llama, “Resumen ejecutivo sobre la Reforma Educativa”, apunta:

“La Reforma Educativa busca los objetivos fundamentales siguientes:

Responder a una exigencia social para fortalecer a la educación pública, laica y gratuita.

Asegurar una mayor equidad en el acceso a una educación de calidad.

Fortalecer las capacidades de gestión de la escuela.

Establecer un servicio profesional docente con reglas que respeten los derechos laborales de los maestros.

Propiciar nuevas oportunidades para el desarrollo profesional de docentes y directivos.

Sentar las bases para que los elementos del Sistema Educativo sean evaluados de manera imparcial, objetiva y transparente(…)Estrategia que la Reforma impulsa:

La evaluación por sí misma no mejora la calidad de la educación, pero es un instrumento de enorme valor para que esto pueda ocurrir. La evaluación tiene como principal propósito el mejoramiento de los procesos y resultados educativos. Debe también contribuir a identificar y dimensionar los problemas, así como a entender sus causas, y a proporcionar información útil para la toma de decisiones.

Con la reforma se crea el Sistema Nacional de Evaluación Educativa para garantizar la prestación de servicios educativos de calidad y confiere al INEE su coordinación”.

Sylvia Schmelkes -actual presidenta consejera del INEE- cuando era investigadora del CINVESTAV-IPN al participar en un simposium en ciencias de la educación ya apuntaba: “Nadie pone en duda que el factor más importante en la determinación de la calidad de los resultados educativos es la calidad del docente. Dicha calidad, sin embargo, no se refiere solamente a la solidez de sus conocimientos disciplinarios y pedagógicos, ni a lo adecuado de sus habilidades propiamente didácticas. Es, al parecer, una calidad integral, que hace referencia al docente como persona, y que incluye, desde luego, los aspectos cognoscitivos pero también, y de manera muy importante, los afectivos medidos, en diversos estudios, como actitudes hacia la docencia, hacia sus alumnos, hacia la comunidad en que trabaja. Más aún, diríamos que las exigencias que recientemente se vienen formulando socialmente sobre el sistema educativo, y que tienen que ver con la capacidad de dicho sistema de formar para la protección del medio ambiente, para la democracia, para los derechos humanos, para la paz y la comprensión internacional, en síntesis, para formar en valores exigen al docente una integridad humana: un claro esquema valoral y una gran congruencia entre lo que cree y cómo actúa” (Cinvestav-Ipn: 1995).

Después de Nochixtlán, Oax. y del aumento del movimiento magisterial en otras entidades del país contra la intolerancia y desconocimiento sobre la educación del titular de la SEP -a quien pareciera importarle más el camino de los delfines- junto a los diálogos CNTE-gobierno con Miguel Ángel Osorio Chong. Parece ser que estamos ante una de las encrucijadas más importantes en la vida social, cultural educativa y política de la república mexicana y el impacto en su mismo desarrollo económico, científico y tecnológico, y por ello, hasta en su independencia, justicia y libertad, tanto al interior de y con sus habitantes, como en las relaciones que se tienen frente a los demás países del entorno internacional. Así de sencilla y trascendente se nos presenta: la Reforma Educativa en México…