DE NEBLINAS Y DON GOYO

Fernando Savater

A Kily, Laura, Clara, Lupita y Rosita.

“Es reflejo de ese otro premio que fue contar con su amistad y con la de muchos mexicanos que me han tratado con hospitalidad y generosidad: todo lo que representa México ha marcado mi vida” (Al recibir el premio Octavio Paz, Colegio Nacional)

Filósofo, escritor, ensayista-periodista, novelista, autor dramático, activista y caballista (y gran aficionado a la tauromaquia). Controversial y controversista. Criticado y rechazado del nacionalismo vasco; por los promotores de las lenguas regionales quienes lo acusan de centralista español y defensor-promotor del castellano.

Amenazado por ETA, tuvo que irse de País Vasco a Madrid y estar protegido por guardaespaldas por cerca de una década. Fue de los fundadores del periódico "El País" y de la revista "Claves". Nació en San Sebastián, Guipúzcoa, Euskadi. El 21 de junio de 1947. Activista de Pro Paz y Contra el Terrorismo, en País Vasco. De los Foros Erma y ¡Basta Ya! Fundador del partido político Unión, Progreso y Democracia. Me crucé varias veces con él en los pasillos, bares y aulas de la Universidad Complutense de Madrid donde estudió filosofía y fue catedrático (y donde realicé mi postgrado). Laboró en la UNED y en la Autónoma de Madrid.

Ya más para acá, nos tocó participar con Savater en la Cátedra Alfonso Reyes, del ITESM (Coordinada, en su mejor época por Silvia Garza y Gonzalo Celorio). En esos cursos, conferencias y cátedra, nos compartió el concepto de CIUDADANÍA, como una gran aportación a la cultura política contemporánea.

Dijo Savater: "Considero que el concepto de ciudadanía es más bien el de aquellos que entran en la democracia sin renunciar a sus raíces y a sus tradiciones poniéndolas como entre paréntesis, dejándolas, en principio, a un lado para intervenir en lo que tienen en común con otros. Lo específico del ciudadano no es reivindicar lo propio en el sentido de lo único, de lo que uno tiene y nadie más tiene, sino al contario buscar lo común con los otros(...) La ciudadanía busca aquello en lo que todos podemos participar en público, lo que podemos intercambiar" (Savater, F. "Los caminos para la libertad. Ética y educación": Ariel-ITESM, 2000).

Atención especial le ha dado a los jóvenes (e inclusive, utilizando el nombre y la figura de su hijo AMADOR), escribió dos de sus cerca de 50 obras, "Ética para Amador" y "Política para Amador", de gran aceptación y lectura por cientos de miles de jóvenes estudiantes, mexicanos, latinoamericanos y españoles. Así como de otras publicaciones de divulgación juvenil, incluyendo tebeos y caricaturas.

Escribió en "Valor de Educar"-se dice-por encargo de Elba Esther Gordillo, para los profesores de México. Apoya, de manera particular las expresiones de cultura popular, para todos los países de Iberoamérica.

Fernando Savater Martín, señala como prioridad para la convivencia y existencia misma de nuestras sociedades el que debemos, todos, construir una nueva ética y una nueva educación que nos posibiliten y coadyuven a construir también nuevos y mejores ciudadanos.

Esta enorme y sugestiva tarea, debe inscribirse en un ambiente de paz, armonía, seguridad, respeto y tolerancia (congruente con ello, como ya mencionamos, Savater tuvo que abandonar País Vasco e irse a radicar a Madrid, resguardado y acompañado de escolta permanente por sus críticas y protestas contra la violencia de la ETA y, por ende, ante las amenazas de muerte de la organización separatista en su papel de profesor en una universidad de Guipúzcoa, Euzkadi, España).

Dice D. Fernando: "En 5,500 años de historia, para no ir más lejos, se han producido 14,513 guerras que han costado 1,240 millones de vidas y nos han dejado un respiro de no más de 292 años de paz (...)" (Savater:2005).

Mañana, jueves 13 de marzo, por iniciativa de Ma. Dolores Huerta Jaramillo, directora de Fomento Editorial, y de la rectoría de la UAP, tendremos la oportunidad, de escuchar y estar con uno de los mejores y más importantes escritores y filósofos del mundo occidental, Fernando Savater. Con motivo de la 27ª. Edición de la Feria Nacional del Libro en el Complejo Cultural Universitario. Enhorabuena.

Terminaría, estimados lectores, esta breve colaboración con una reflexión de Savater: "Quien desee la vida buena para sí mismo, de acuerdo a un proyecto ético, tiene también que desear que la comunidad política de los hombres se base en la libertad, la justicia y la asistencia. La democracia moderna ha intentado a lo largo de los dos últimos siglos establecer (primero en la teoría y poco a poco en la práctica) esas exigencias mínimas que debe cumplir la sociedad política: y éstas son los llamados derechos humanos..." (Savater, F. "Ética para Amador": Ariel, Barcelona, 1991).