DE NEBLINAS Y DON GOYO

Esparza Soriano y García Lorca

A  Sylvia Schmelkes del Valle

En el contexto de agosto, octavo mes, éste, con 31 días, nombrado en honor del emperador Octavio Augusto, se entrecruzan-como en todos los meses-, nacimientos, muertes y acontecimientos de personajes y sucesos de impacto local e internacional. Nacen: Gutiérrez Zamora, Emiliano Zapata, Peter O’Toole, Madonna, Dolores del Río, Louis Amstrong, Isabel Allende, Flemming, Alfredo Bojalil “Güero” Gil, Vicente Guerrero, “Cantinflas”, Hitchcock, Bartolomé de Las Casas, Álvaro Mutis, Julio Cortázar (centenario), Borges, Napoleón, Amado Nervo. Nace, un 29 de agosto de 1915 y muere un 29 de agosto de 1982, la actriz sueca Ingrid Bergman.

Mueren: Rosario Castellanos (cuyo reconocimiento que lleva su nombre acaba de serle otorgado a nuestra querida y admirada Ángeles Mastretta); Sigüenza y Góngora, Allende es fusilado; asesinato por el estanilismo de León Trotski; Caruso, Graham Bell, Marilyn Monroe, Engels, Chava Flores, Diego de Velázquez, “Indio” Fernández, Elvis Presley, Valentino, Julio Verne, Lope de Vega, Ángela Peralta. Los gringos arrojan bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, asesinando a cientos de miles de civiles; se unifican las dos Alemanias en 1990; independencia de Suiza, Bolivia; fundación de Bogotá; Uruguay hace su declaratoria de país independiente.

Y, el 18 o 19 de agosto de 1936, entre Viznar y Alfaca, Granada, es fusilado por los fascistas franquistas, el poeta andaluz Federico García Lorca. Y, de su relación poética con nuestro bardo poblano Antonio Esparza Soriano ella se hace presente, hoy, 20 de agosto para querer compartirse con nuestros amables lectores.

Dice Gastón García Cantú: “Fueron los días del Colegio del Estado, bajo el tañer discreto de la campana que media las horas en las aulas,; horas de las voces disidentes de Neruda, de León Felipe, de Alberti, de Miguel Hernández y la más íntima de García Lorca (…) con la crítica de una existencia en libertad , oposición moral al gobierno de Maximino Ávila Camacho, muerto en febrero de 1945 (…) Y el 10 de abril de (ese) 1945 se reunieron en el hotel “Majestic” de la ciudad de México, José Gorostiza, Xavier Villaurrutia, Agustín Yáñez, Gabriel Méndez Plancarte y Julio Jiménez Rueda, jurado insólito, para otorgar la Flor Natural de Aguascalientes a Antonio Esparza. (…) Fue un reconocimiento nacional a tres de los sonetos más acabados de nuestras letras” (García, C.G. Antonio Esparza, Lecturas de Puebla, Tomo II, Puebla, 1994).

En su faceta de investigador-docente, prosista y ensayista,  nos ha legado el documento histórico que refiere, sin ninguna duda, la fundación y creación del Colegio del Estado, antecedente de la UAP. Refiere el Maestro Esparza Soriano:

“1587. El día 15 de abril queda fundado el Colegio del Espíritu Santo, firmando la escritura correspondiente ante el escribano público Melchor de Molina, el Capitán Melchor de Covarrubias y el provincial de la orden, P. Antonio de Mendoza (…) Que finalmente, el 15 de abril de 1587 se funda, como consta en la escritura pública que se reproduce en este trabajo, El Colegio del Espíritu Santo, hoy Benemérita Universidad Autónoma de Puebla” (Esparza, S.A. La Fundación del Colegio del Espíritu Santo, Gobierno del estado de Puebla, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Cuadernos del Archivo Histórico Universitario, Puebla).

Esparza Soriano, nació en Aguascalientes en 1921. Tiene cerca de 90 años de vivir en Puebla. Donde ha sido investigador, profesor, ensayista, historiador, escritor y poeta. En varias instituciones de Educación Superior, principalmente, en el BUAP.

Perteneció a la revista y al grupo cultural Cauce. Ha recibido diversos premios y múltiples reconocimientos. Escribió, entre otras de sus obras: Índole y Tendencia de la Poesía de García Lorca.

Por su parte, de Federico García Lorca, se ha dicho que: “No ha existido en las letras hispanas-tal vez Lope de Vega-con tanta luminosidad, poderío y duende como García Lorca, quien haya hecho más camino teatral y poético en menos tiempo: los 8 años que van del Romancero Gitano a su fatal agosto de 1936(…) El mejor gusto, el aliento más poderoso, la gracia y la tragedia tejen la urdimbre de su vida y poesía” (Colección Austral, sexta edición, No. 1499, México, 1980).