DE NEBLINAS Y DON GOYO

La Cultura, desde la UNESCO, para el 2017 (primera parte)

Felices fiestas navideñas
y de fin de año, amables lectores

Diciembre y enero, sustentos del puente Guadalupe-Reyes, son los meses que, junto con octubre-noviembre se realizan en México (y en algunos países del mundo occidental) las principales celebraciones religiosas, sociales, políticas-masivas e individuales-que se sintetizan en las Expresiones Culturales: Familia y Parientes, Marianismo y Cristianismo, Tradiciones y Modernismos, Belenes y Nacimientos, Arbolitos y Ramas, Luces y Esferas, Posadas y Acostorios, Villancicos y Bailes, Colaciones y Aguinaldos, Piñatas y Ponches y, desde luego, la Cena de la Navidad:

(Aperitivos y botanas con "picadura" sostenida anteceden al menú). Y, luego, ya vendrá la cena en forma: Cremas, consomés o los spaghettis. Arroz, coditos a la crema, embutidos y calamares. O gambas u hongos al ajillo. Pavo, bacalao, mariscos y la paella. Pollo, pierna, pescado y las ensaladas para llegar-con cuidados-a los más que traidores y apetitosos postres. Y así, al otro día o también al que sigue

vendrá el recalentado, las "piedras" y las cervezas...para transitar la "cruda" y, nuevamente a seguir con la festividad...

Intercambio de regalos y buenos deseos. Firmes propósitos para el próximo año a fin de alcanzar una mejor vida en general. Promesa de dietas pasando las fiestas. Olvido de afrentas y presencia de perdones. Reencuentro y festejos con ausentes. Cantos, alegrías y lágrimas. Doce uvas con brindis de sidra o de champaña. Nueces, polvorones, chocolates, turrones y mazapanes. Las también doce campanadas con

los abrazos y los mejores parabienes junto al intercambio de obsequios y de presentes. Y, levantorios, roscas de reyes, al trabajo y a clases...

Este es uno de los contextos en que, la UNESCO, nos presenta y obsequia su último informe sobre la CULTURA, llamado, RE-PENSAR LAS POLÍTICAS CULTURALES a fin de considerarlo para su aplicación en nuestro país y en el mundo para el 2017.

Iremos desglosando cada una de sus partes más trascendentes y sugerentes en nuestras próximas colaboraciones, a fin de poder actualizar nuestras concepciones y, lo más importante, su aplicabilidad en nuestras realidades con base a propuestas ya investigadas, confrontadas y consensuadas por conocedores y especialistas del tema.

Resumen ejecutivo de la UNESCO sobre, RE-PENSAR LAS POLÍTICAS CULTURALES:

"Este Informe presenta el trabajo de catorce expertos independientes, de la Secretaria de la Convención y del Editor Principal, quienes han analizado la implementación de la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales(...)Los colaboradores han consultado 71 informes enviados por las Partes, pero también han utilizado datos derivados de fuentes no oficiales, aportando asimismo su propia experiencia profesional.

La introducción de la Secretaria de la Convención explica los objetivos del Informe, presentando los principios rectores y los valores que respaldan la Convención, así como las líneas principales de la metodología para el seguimiento de su impacto a largo plazo. La introducción es seguida por una contribución de los expertos que ubica el presente ejercicio en el contexto de cinco décadas de investigación y evaluación de políticas culturales, comenzando con los esfuerzos de la UNESCO a fines de 1960, y que considera que el Informe "será un hito en el desarrollo de la investigación en políticas culturales a nivel global". El segundo capítulo propone un marco conceptual para un sistema de indicadores para supervisar la implementación de la Convención. El Informe propone los siguientes objetivos, que derivan de los principios rectores de la Convención:

Apoyar sistemas sostenibles de gobernanza cultural.

Lograr un flujo equilibrado de bienes y servicios culturales, e incrementar la movilidad de los artistas y de los profesionales de la cultura.

Integrar la cultura en marcos de desarrollo sostenible.

Promover los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El orden de las siguientes secciones corresponde al texto utsupra. El primer y más importante objetivo es apoyar sistemas de gobernanza cultural sostenibles; este reto es descrito en los cuatro capítulos que integran la primera sección. El primero de estos capítulos se concentra en políticas y medidas que promuevan la diversidad de las expresiones culturales. Destaca que las partes refuerzan cada vez más la cadena de valor de la creación, producción, distribución y difusión de los bienes y servicios culturales. La tecnología está abriendo nuevos canales para nuevas voces y talentos que fomentan a su vez nuevas formas de participación civil que están redefiniendo las relaciones entre los eslabones de esta cadena de valor, y formulando nuevas preguntas para el diseño de nuevas políticas y medidas.

(...)El capítulo 2 se dedica a los medios de comunicación de servicio público, como pueden serlo los productores, comisionados, distribuidores, difusores y mediadores de contenidos culturales de alta calidad. No puede haber diversidad mediática sin libertad de prensa. En consecuencia, la libertad de leyes informativas y su efectiva aplicación son cruciales(...)".