DE NEBLINAS Y DON GOYO

Celebración entre amigos exseminaristas

Al entonces Padre Colacho

Dos realidades con sus respectivos nombres: Teziutlán y Montezuma, con sus también dos procesos e historias particulares tuvieron que ver, de manera más que trascendente, en la formación de varios seres humanos. En el ahora, ellos se dieron cita en Puebla capital para valorar y prospectar aquel díptico de sus vidas.

De los asistentes, entrevistamos a Juan Salcido humanista, filósofo y periodista, quien de manera generosa y puntual nos señaló: "Bajo el fresco clima y bajo este hermoso cielo de la ciudad de Puebla -rodeados de volcanes, montañas y calidez-, amigos ex seminaristas, egresados de Teziutlán, Puebla y de Montezuma, Nuevo México EEUU, nos reunimos durante 3 días para convivir y añorar, junto con nuestras familias, del 18 al 21 del mes en curso. (En la CASA DE ORACIÓN RAMÓN IBARRA)".

"Las expectativas que teníamos, se superaron". "Se convirtió, continúa diciéndonos Juan, en un gran encuentro de amigos y de familias, que hacía 50 años que no nos veíamos algunos; el reencuentro se planeó con la finalidad de convivir, compartir experiencias y fomentar la fraternidad".

"Estas reuniones iniciaron hace 7 años, siendo la primera en Salvatierra, Gto., luego en Teziutlán, Papantla, Xalapa, Tequisquiapan, Morelia y esta fue la séptima, en Cholula".

"Es un encuentro de grandes amigos de muchas partes, ya que todos han tenido la misma formación moral, filosófica, teológica y pastoral, además de generar grupos de interés por conocer proyectos gestionados por varios de los participantes".

"El programa incluyó historias personales; sesiones de canto para beneplácito de todos, breves expresiones culturales, como la realización de un taller para hacer chiles en nogada y, otro, en cuestiones de belleza; una fogata donde se cantó, se recitó y se contaron historias personales de interés; una cena-baile, una tómbola. Paseos para conocer los lugares más importantes de la ciudad: Cholula, el centro histórico de Puebla. Tonantzintla, Africam Safari. Encontrando en cada sitio los mejores recuerdos para llevar. Y también para fomentar el esparcimiento y la cultura. Se visitó la Catedral, los museos y las artesanías".

"Estas convivencias, que iniciaron hace 7 años, se han convertido en una verdadera fiesta que reúne a compañeros venidos de todas partes. De EEUU, asistieron 8; también de Mexicali, Guanajuato, Nuevo León, Cd. Victoria, León, Xalapa, Papantla y Guadalajara. Ha crecido al grado de convertirse en una gran fraternidad, que parece leerse en los compañeros "que esto no se termine o que llegue pronto la próxima".

"Es importante destacar -subraya Juan Salcido Gutiérrez-, que en esta vez se sentaron las bases para integrar paulatinamente una asociación de libre adhesión, que permita contar formalmente con personalidad moral y jurídica".

"Poco a poco se han ido incorporando egresados del seminario de Montezuma, atendido por Jesuitas. Esta reunión concentró a 46 ex seminaristas, entre ellos, a 13 montezumenses, con esposa y algunos con hijos". "Hay que mencionar, igualmente, que "El Seminario Pontificio Nacional Mexicano de Montezuma New México, U.S.A", fue un providencial refugio para los sacerdotes que formó, a favor de la perseguida Iglesia de México. Nace en 1937 con motivo de la persecución religiosa habiéndose cerrado en 1972, habiendo formado a cerca de 3 mil seminaristas de todo el país, entre ellos, salieron unos 15 obispos, arzobispos y destacados clérigos que han ocupado diferentes cargos eclesiásticos, atendido por un gran equipo de Jesuitas, madres franciscanas y hermanos legos".

"Teziutlán, recuerda Salcido, fue el otro espacio y seminario que nos acogió con generosidad y con sus calificados profesores y maestros. Cierto es que, en el desarrollo del mismo seminario con sus cambios de nombre y de infraestructura pudimos estudiar, convivir y sentar las bases de nuestra preparación desde el tener condiciones muy pauperrimas hasta llegar a tener muy buenas instalaciones y mejores condiciones y servicios". "El ambiente familiar, social y hasta el climático, coadyuvaron a fortalecer y a enriquecer nuestra formación humanista teziuteca". "Siempre tuvimos los apoyos y bendiciones del Obispo en turno. Un gran sacerdote, ahora un también destacado laico lo fue y es Nicolás Lafarga Corona, montezumense y sacerdote que fue muy decisivo e importante para esa formación y estancia en la llamada Perla de la Sierra".

"En esta reunión celebrada en Puebla -finaliza diciéndonos Juan Salcido-, justo es reconocer ahora el trabajo del equipo organizador, encabezado por Silverio y Antonio Macías con sus esposas, quienes "echaron la casa por la ventana", dejando satisfechos a todos los asistentes. Se programó ya la fecha de la reunión siguiente para Oaxaca en el mes de marzo entrante y tenemos la seguridad que será muy exitosa como las anteriores. Sólo decimos "gracias a Dios y a cada uno de los organizadores y asistentes".