DE NEBLINAS Y DON GOYO

Artes de México

A Paco Prieto

Dice Elena Poniatwoska: “Artes de México ocupa el primer lugar en la difusión y preservación del valiosísimo acervo que significan las artes populares dentro de la vida de nuestro país, y nada más justo que el Museo Nacional de Arte Mexicano de Chicago, que dirige tan atinadamente Carlos Tortolero, premie a esta notable revista y a sus dos forjadores, el escritor Alberto Ruy Sánchez y la doctora en historia Margarita de Orellana, quien ha sabido dirigir esta revista como una artesana con el corazón en la mano” (Poniatwoska, E., Premio del Museo Nacional de Arte mexicano a la revista Artes de México, en Chicago”, “La Jornada”, 31 de mayo de 2015).

Conocí a Margarita y a Alberto, durante nuestros estudios de comunicación en la Ibero. Fuimos compañeros de generación. La personalidad y desarrollo académico de la ya, desde entonces pareja, los hacían muy populares entre todos  nosotros. A él, cordialmente, le decíamos: “El Pollo” y a Margarita, la recuerdo siempre muy alegre y sonriendo. Como muchos egresados de nuestros dos grupos, marchamos a los postgrados. Ellos, a Francia. Varios a los EEUU. Algunos a Inglaterra, a Holanda, a Italia, a España, también a Francia y a otros países o hicieron su maestría o doctorado en el mismo México.

Dice la ficha resumida de Margarita de Orellana: “Nació en el DF. El 5 de julio de 1950. Sus padres, migraron de Cuba en 1928 y en 1945. Es madre de dos hijos: Andrea y Santiago. Egresada de comunicación de la UIA-DF, marchó a París, en compañía de su esposo Alberto, donde vivieron casi una década e hizo estudios de maestría en estudios cinematográficos y audiovisuales en la Universidad de Vincennes. Posteriormente, el doctorado lo obtuvo en Historia Contemporánea y Comparada en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales. De entre sus publicaciones, el libro “La mirada circular” ha tenido un gran éxito y gran difusión.

Actualmente, es directora de la revista “Artes de México”, investigadora, escritora, conferencista y promotora cultural. Nos comparte, nuevamente, la Poniatwoska sobre la Orellana: “Margarita es quien visita talleres familiares y habla con artesanos. Lo sabe todo de lacas, textiles, trajes, vitrales (…) loza de barro negro de Oaxaca, orfebrería, tallado en madera, carnavales y fiestas de santos patronos. Camina entre los artesanos y los interroga, y ellos se sienten en confianza con ella por el respeto y el cariño que les brinda. Viaja a los estados de Oaxaca, Chihuahua, Michoacán, Puebla, San Luis Potosí y muchos otros, y en todos encuentra artesanos que la reciben como a su gran amiga. Hay más de 6 millones de artesanos en México, la mayoría sabe quién es la alta historiadora Margarita de Orellana” (Ibid).

Revista Artes de México: “El promotor cultural Miguel Salas Anzures, fundador del Museo de Arte Moderno de la ciudad de México, acompañó la presentación de la exposición retrospectiva Veinte siglos de arte mexicano en el Museo del Palacio de Bellas Artes en 1953, con el primer volumen de Artes... con el título homónimo. El concepto visual de la revista, por recomendación del ilustrador Miguel Prieto corrió a cargo de Vicente Rojo (…) convirtiéndose en cofundador de la publicación. Salas y Rojo tomaron como principal fuente de inspiración la revista de arte Du, editada en Suiza (…) El primer número de Artes... apareció editado como órgano de difusión de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios. A partir del segundo número la publicación pasó a ser una revista privada (…) Luego del fallecimiento de Miguel Salas Anzures en 1966, y de pasar por distintas administraciones, la revista vio su fin en 1980. Un suscriptor privado (…) la compró al productor de cine Manuel Barbachano Ponce. El proyecto de reeditar la revista se concretó de nueva cuenta con un consejo de administración encabezado por Fernando Chávez Roa, Gonzalo Garita Arizmendi, Larry Levin, Francisco Trouyet y Alejandro Palma. El consejo editorial buscó que la dirección de la nueva época quedara a cargo de un escritor, ofreciendo el cargo a finales de 1987 a Alberto Ruy Sánchez” (WPA).

Ficha también muy resumida de Alberto Ruy Sánchez. Como ya mencioné, junto con Margarita estudió también comunicación en la Ibero. Marchó con ella, igualmente a París, donde vivieron casi la década. “Estudió con Roland Barthes, su director de tesis. Siguió los seminarios de los filósofos Michel Foucault, Jacques Rancière, Gilles Deleuze, Francois Châtelet, y del historiador del arte André Chastel. Recibió el doctorado en la Universidad de París VII. De regreso en México, de 1984 a 1987 fue jefe de redacción y luego editor de libros en la revista Vuelta, dirigida por Octavio Paz, quien lo consideraba «uno de nuestros mejores ensayistas: su escritura es nerviosa y ágil, su inteligencia aguda sin ser cruel, su ánimo compasivo sin condescendencia ni complicidad (...) es también el más raro de los escritores mexicanos, un verdadero poeta cosmopolita que cuenta historias desde un territorio más amplio que un país, porque es el poeta de la piel. Por eso su lenguaje es el tacto, el sentido que implica a todos los demás». Y el cubano Severo Sarduy escribió: «inventó no sólo novelas sino un nuevo modo de aprender a leer, desde la fulguración» (WPA).