Mundo Inclusivo

Los Invisibles

Gran alboroto el que se está gestando a consecuencia de las elecciones y aunque no me refiero a las del vecino país que sí lo está causando, lo digo por las que se ven venir en el estado y en nuestro país.

Los actores se notan apresurados en sus expresiones y acciones con tal de no quedar fuera de la 'jugada'. De sus propuestas, planteamientos, ofrecimientos para generar política pública e iniciativas en materia legislativa sabemos nada. Lo que sí nos dejan ver son sus opiniones de descalificación entre unos y otros.

Atrás quedó la intención de ir por el mayor número de electores para presentarse no como la mejor opción sino como la única y por ende conseguir el ejercicio del voto a favor. Ahora su estrategia es orientar sus esfuerzos por acercarse, escuchar y atender las necesidades de los miembros de grupos vulnerables conocidos también como colectivos de minoría.

Entre ellos podemos mencionar los adultos mayores, indígenas, migrantes y del grupo Lgbttti, estos últimos quizá de los más favorecidos; precisamente hace unos días el extitular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) Ricardo Bucio, expresaba su sorpresa por conocer los avances que han tenido en materia jurídica y visibilidad y lo comparaba con el enorme rezago para propiciar desarrollo en las personas con discapacidad y la mala reforma en materia de DDHH que tuvo la Ley General de Inclusión para las Personas con Discapacidad en junio de 2011.

Y tiene razón, elecciones municipales, estatales y federales pasan y partidos políticos, sus candidatos así como los que dirigen el Instituto Nacional Electoral, no se percatan que los miembros de este colectivo también son personas sujeto de derechos. De hecho, actualmente en el Senado de República cuentan con una persona con discapacidad motriz en la curul, la duranguense Yolanda de la Torre quien por cierto ha propuesto en el recinto de la cámara alta, crear mecanismos para garantizar el voto de las PcD en las próximas elecciones.

En su iniciativa menciona la necesidad de dotar de accesibilidad las casillas como ventanillas reducidas para las personas de talla pequeña, plantillas de escritura en sistema braille para personas ciegas, lupas de aumento para las de baja visión, asistencia de una persona para garantizar la participación de las personas con discapacidad intelectual o psicosocial.

Pero la petición va más allá, que el acceso a la transmisión de los contenidos del Instituto Nacional Electoralsea en Lengua De Señas Mexicana a cargo de un intérprete, subtítulos en español, incluso en lengua indígena.

Además de diseñar, promover y realizar acciones que permitan la capacitación y difusión que promuevan el voto inclusivo y de no discriminación a los derechos electorales de las personas con discapacidad; destinado a los electores, funcionarios de casilla, partidos políticos y funcionarios electorales.
Dirán que la necesidad es añeja y que la propuesta no es nueva, por eso se vuelve interesante conocer qué tanta reforma registra en breve (espero) la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y con ello saber si las personas con discapacidad dejan de ser 'los invisibles' en cada contienda de elección por voto directo, de PrimeroPersona.

autismo.sanroberto@yahoo.com.mx

Twitter @verisimorocha