#andomoreleando

IluminaDOS

Durante la dictadura de Franco se les decía a los niños que iban a la escuela que “La letra con sangre entra”, en las relaciones amorosas se dice que “el verdadero amor lo soporta todo” y que todo se paga en esta vida con la famosa frase “ojo por ojo, diente por diente”.Pareciera que en el proceso de aprender o valorar lo que tenemos, de vivir el pleno amor o de tener acceso a la justicia, debe de atravesar por experiencias dolorosas, amargas y vengativas, venidas de una cultura del sufrimiento. Y no nos vayamos tan lejos, Moreleando de Vuelta al Centro, nace de una situación que oscureció las calles y los corazones de sus habitantes, nace en un contexto de miedo y desconfianza, de inseguridad y abandono, surge en el seno de una ciudad violentada por la corrupción de las autoridades y de la pelea del territorio por la delincuencia organizada. Torreón llegó a ocupar el quinto y tercer lugar como una de las principales ciudades más violentadas en el mundo.  ¡Ojo!  violentada, no violenta. La violencia no es un fenómeno que sale de probeta o por generación espontánea.  Sin embargo, en el proceso de estos dos años, vemos que también aprendemos a partir de buenas experiencias, de procesos de reflexivos e incluyentes, del diálogo y del acuerdo, así como de la diferencia y el reconocimiento de las y los demás, y que en su conjunto dialéctico, va dejando precedentes y diversas huellas de aprendizaje.En ese sentido, Moreleando de Vuelta al Centro, le apuesta a este aprendizaje al convocar a la gente a estar en las calles, a reconocernos con las y los otros, a apreciar el talento de los demás, a convivir pacíficamente, a crear comunidad buscando las formas de re-establecer la confianza y así reconciliarnos con el espacio público que va desde los peatones a la vivienda, de los ciclistas a lo motorizado, del al ocio al comercio, generando identidad y amor por nuestro territorio.Queremos crear todo un complejo de bienestar social integral, pues como Moreleando (Todos ustedes - todos nosotros) no sólo queremos recuperar las calles y los espacios públicos, queremos recuperar de manera positiva el espacio en los medios y las redes sociales que como ciudadanos y ciudadanas responsables y activas nos merecemos.Y si durante un tiempo, fuimos el punto negro y oscuro del país a nivel nacional e internacional por haber dejado nuestro destino en manos de otros, ahora no sólo queremos iluminar las calles con farolas, queremos iluminar la ciudad con nuestro actuar, ser fuente de luz en este país como una ciudad con espíritu ciudadano. Queremos aprender desde la labor conjunta, organizada y coordinada creando las condiciones para generar un Nuevo Tejido Social, pero ahora desde una plataforma consciente de participación política ciudadana. Por ahí oí una frase que decía “morir para vivir, pero en nuestro caso ya no queremos, como diría Nietzsche “renovarse o morir”, ya que visto como sujetos responsables de nuestro tiempo “renovarse y vivir”. 


Facebook: Moreleando de Vuelta al Centro/ Twitter: MoreleandoTrc