Mito o realidad

Previsión social en México. "Origen de una lucha interminable"

A principios de mil novecientos, la estructura del Estado en nuestro país venía en descenso, los trabajadores exigían derechos en el territorio mexicano, pues las jornadas de trabajo de catorce horas, multas por leer periódicos y recibir visitas familiares en los hogares de los trabajadores y una inestabilidad financiera proveniente de Nueva York en el segundo semestre de mil novecientos seis, fueron las causas que produjeron los problemas derivados en las huelgas de Cananea en mil novecientos seis y de Rio Blanco en mil novecientos siete conocidas a nivel mundial.

Pero, las huelgas sólo fueron el principio de la lucha por derechos para la clase más desprotegida en México, pero sentaron bases para formar agrupaciones de obreros y que los revolucionarios de la época utilizaran esa propaganda para tener seguidores. Antes de continuar, es importante destacar que desde la Constitución de 1857 se habló de derechos para la clase trabajadora, derechos que jamás se pudieron hacer válidos, pero sirvieron para que los trabajadores, jornales, obreros entre otros empezaran a reunirse y agruparse para exigir algunas prestaciones sociales.

Sin embargo, se debe destacar que a principios de mil novecientos los trabajadores en nuestro país tenían un retroceso que aparentaba un pasaje en la historia donde el esclavo o sirviente valía menos que una bestia de carga. En consecuencia, los defensores de los derechos de los trabajadores en México, parecían salvadores que acabarían con la opresión y los malos tratos, uno de ellos fue Ricardo Flores Magón, quien durante mil novecientos diez a través de su periódico regeneración, velaba por todos aquellos a quienes jamás se les reconocían derechos.

Aun así, seguía la falta de derechos a la clase trabajadora, por lo cual aparece un personaje en la historia llamado Emiliano Zapata, quien a través de su Plan de Ayala, juntó trabajadores para lograr ser escuchado e intentar buscar derechos laborales, cabe destacar que el plan antes citado no fue el único,.

Pese a todos los esfuerzos y algunas leyes en México fue hasta 1917 cuando se dio el reconocimiento de derechos a la clase trabajadora por medio de la previsión social, éstos fueron plasmados en la Constitución en específico en el artículo 123. Así las cosas, una vez reconocidos los derechos plasmados en la Ley Fundamental, el Estado garantizó el cumplimiento de los mismos, lo cual hacía que tanta lucha a través del tiempo valiera la pena. La pregunta que surge es: ¿Tanto esfuerzo por derechos para la clase trabajadora a lo largo de la historia de nuestro país, ha servido?  ¿Trabajador en México, tienes previsión social en tu trabajo? Para la siguiente columna revisaremos qué es la previsión social y qué incluye.

valentin.armenta@outlook.com