El uso del agua en la industria de la hospitalidad

Aún cuando la idea de ahorrar agua para su preservación es constante, la realidad es que existe una enorme inconsciencia al respecto por parte de la mayoría de los seres humanos, a pesar de las advertencias que se dan día con día de evidente escasez de este preciado líquido. Ante esta grave problemática ni individuos, ni gobiernos ni industrias muestran el interés mínimo para generar soluciones efectivas.

Se tiene la concepción de que el agua en nuestro planeta es abundante; sin embargo, el 97.5% de ella es salda y no la podemos usar directamente en actividades humanas. Casi toda el agua dulce de nuestro planeta se encuentra congelada en los polos y sólo el 0.3% es apta para nuestro consumo.

En la hotelería, la escasez del vital líquido es un punto muy importante, ya que el agua para la industria de la hospitalidad y las actividades turísticas. Las cocinas, lavanderías y habitaciones son los puntos donde se registra un mayor consumo por lo que toda acción encaminada a disminuirlo debe centrarse ahí, ya que son los puntos donde se consume grandes cantidades de líquido.

Por esta razón, la industria hotelera ha implementado diversas medidas para contribuir a una mayor conservación del agua, a través de la perfección de las construcciones e instalaciones, así como las habitabilidades: baños, inodoros, duchas, lavamanos, lava loza, sistema de riego, áreas para actividades deportivas, generación de energía, que han ido degradando este elemento natural.

En el área de cocina, depende en gran medida del tamaño y movimiento de éstas, por lo que la mejor forma de prevenir el desperdicio es mediante buenas prácticas ambientales por parte del personal.

Las lavanderías son el lugar donde se registra el consumo más elevado, abarcando alrededor del 30 por ciento del total en el hotel. Por ello, esta zona posee un gran potencial de ahorro si se implementan las medidas adecuadas, por ejemplo el reciclaje del agua empleada en el enjuague de prendas, la cual puede utilizarse para el prelavado de la siguiente carga, ello si el tipo de instalaciones lo permite.

Algunos elementos o series de recomendaciones para la operación en la industria de hospitalidad son:

Desarrollar un proyecto integral que contemple todas las necesidades para el uso del agua, por ejemplo en los baños considerar restricciones y mezcladoras apropiadas en duchas y baños para evitar el desperdicio del agua, así como cambiar los tanques de los inodoros por unos de menor capacidad.

Promover día con día la inducción, capacitación y motivación para su participación en los programas del uso adecuado del agua.

De esta manera es importante que se adquiera una cultura del agua y responsabilidad en su uso racional y como resultados su preservación, ya que el agua es indispensable para nuestra vida. Dado que este recurso es limitado, debemos ayudar a conservarlo y usarlo adecuadamente; lo contrario implicará una catástrofe anunciada, en la cual, toda especie corre peligro.

En cualquier caso, el sector turístico debe tomar conciencia ante esta situación y tomar las medidas pertinentes para el cuidado y ahorro del vital liquido.

lrivera@utvm.edu.mx