El hábito de la Lectura y el Estilo de Vida

“Siempre imaginé que el Paraíso sería

 algún tipo de biblioteca”

Jorge Luis Borges

De manera individual, la lectura estimula la creatividad, refuerza los procesos cognitivos, amplía tu marco de referencia y afina la memoria, entre otros múltiples beneficios. Desde un punto de vista colectivo, una sociedad que lee más, es una sociedad menos vulnerable, más inventiva e incluso su autopercepción es más sólida, podríamos decir que una sociedad que lee es más sana y con menos problemas.

Desde hace siglos, y en especial durante los últimos cien años, se han ido revelando las bondades que conlleva la práctica de la lectura. Por mencionar solo algunas, la lectura incentiva la ampliación de nuestra perspectiva (podemos percibir y entender más cosas), nos permite llegar a lugares -reales o imaginarios- a los que de otra forma no podríamos acceder y representa una puerta de entrada a nuevas ideas, historias e imágenes que enriquecen nuestras vidas.

Existen múltiples estudios científicos que han comprobado los beneficios que conlleva el hábito de la lectura. Por ejemplo, una investigación realizada por el Mindlab International de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, demostró que la lectura es una de las actividades más relajantes que tenemos a nuestra disposición, incluso por encima de escuchar música, caminar o tomar una taza de té; un estudio reciente de la Universidad de Emory, ubicada en Atlanta (Estados Unidos), da a conocer que leer un “buen libro”, que nos interese particularmente, estimula y potencia la conectividad en nuestro cerebro y este efecto puede prolongarse por varios días; desde 1966, la American Library Association ha promovido la biblioterapia, la cual consiste básicamente en crear un programa de lectura estratégicamente diseñado para favorecer la recuperación de un paciente que padece de un desorden mental moderado, que pueden ser desde estrés y ansiedad, hasta problemas no severos de depresión; también hace unos meses se hizo público un estudio realizado por el Dr. Robert. S. Wilson del University Medical Center en Chicago, el cuál confirmó que la lectura permite afinar la memoria, agilizar la mente y retardar el decaimiento propio del envejecimiento.

Existen países en los que la lectura es un verdadero hábito, tanto en papel como en los nuevos formatos digitales. De acuerdo a una encuesta realizada por la UNESCO, Japón es el país donde más se lee, 91% de la población lee con frecuencia, seguido por Corea del Sur con un 65%. Otro estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), le dio el primer lugar en lectura a Finlandia, seguida por Canadá, Nueva Zelanda y Australia. En este mismo estudio se menciona que el país con un mayor porcentaje de lectores es Suecia, ya que el 80% de los suecos ha leído al menos un libro en su vida, siguen los finlandeses con un 75% y los británicos con un 74%. De acuerdo con este mismo reporte, en promedio 60% de los europeos ha leído al menos un libro en los últimos doce meses. En Estados Unidos el 57% de la población acostumbra leer, pero solo el 26.5% de la población de origen latino acostumbra hacerlo, de acuerdo a la Asociación Nacional para la Educación de Estados Unidos (NEA).

 En el año 2012 el Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLAC), organismo dependiente de la UNESCO, realizó un estudio sobreHábitos de lectura” en seis países de Latinoamérica y España. Los países de América latina que participaron fueron: Argentina, Colombia, Chile, Brasil, México y Perú. Algunos de los principales resultados del estudio fueron los siguientes:

En lectura de libros, Argentina está al frente con un índice del 55%, seguido de Chile (51%), Brasil (46%), Colombia (45%), Perú (35%) y México (20%). En España el índice es del 61%. Lo cual significa que en promedio el 41% de la población, en los países participantes, lee libros con una frecuencia que va de al menos una vez al mes hasta una vez al año.

En relación a la cantidad de libros leídos al año por habitante, Chile y Argentina encabezan la lista con 5.4 y 4.6 respectivamente, frente a los 10.3 de España, mientras que México (2.9) y Colombia (2.2) están al final de la lista.

Chile encabeza la relación de más lectores de revistas, ya que el 47% de la población encuestada dice leerlas con frecuencia, siendo un punto porcentual más alto que en España (46%). Brasil tuvo el 42%, México el 37% y al final estuvo Colombia con solo el 26%.

En lectura de periódicos, el líder en latinoamérica fue Perú con un índice del 71%, bastante cercano a España (78%) y muy separado de los demás, ya que el más cercano fue Chile con 36%, mientras que en México solo el 15% de la población encuestada afirmó leer periódicos.

Uno de los resultados más interesantes del estudio y que representa una de las mayores diferencias entre los lectores de España y los de los seis países latinoamericanos estudiados, radica en los motivos para leer. Mientras en España el 85% dice leer por placer, en América Latina los motivos más mencionados son las exigencias escolares, académicas o laborales y la actualización cultural y de conocimientos generales.

Mtro. Oliver García Ramírez, Director de la Ing. En Desarrollo Empresarial

Mtra. Gloria Zúñiga Chávez, Profesora del programa educativo de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)

lrivera@utvm.edu.mx