El emprendedor en Tecnología de Alimentos

Las micros y pequeñas empresas en México tienen un papel fundamental en el sector productivo, generando aproximadamente el 72% de los empleos y con una participación del 52 % del PIB; las microempresas están conformadas por un máximo de 30 trabajadores, las pequeñas empresas por un máximo.

En base de una población creciente y con un gran número de jóvenes (la mitad de la población de México de 115 millones de personas están bajo la edad de 26 años), el consumo de alimentos y bebidas en México se  un crecimiento estable en los próximos hasta 2016. En 2012, el consumo per cápita incrementó en un 3.4% y las previsiones para 2016 son de un 11.5%.

Sin embargo la producción de alimentos y bebidas se ha vuelto más compleja, los consumidores están cada vez más interesados en conocer la información relacionada con los ingredientes, preparación, nutrición, envasado e  inocuidad de los productos que consumen habitualmente.

La tendencia a nivel mundial de establecer normas cada vez más estrictas para regular la seguridad en los alimentos, obliga a las empresas a implementar sistemas como HACCP (siglas en inglés del análisis de riesgos y puntos críticos de control), así como buenas prácticas de manufactura, son comunes hoy en día para las empresas como actividades rutinarias y de esta forma se trata de cumplir con las demandas de los consumidores.

La creación de nuevas empresas es una alternativa para mantener el crecimiento dentro del sector alimentos, empresas que cumplan con las expectativas de un mercado globalizado cada vez más competido y exigente que demanda productos que cumplan con necesidades cada vez más especificas acordes con el estilo de vida actual, que demanda productos más nutritivos, con menor contenido de compuestos dañinos para el organismo y a precios acordes con la calidad del producto.

Los nuevos empresarios deben de cubrir un perfil multidisciplinario que incluye conocimientos en administración, finanzas, economía, mercadotecnia, contabilidad, calidad, normatividad, protección al medio ambiente, aspectos fiscales y legales entre los más destacados, aunados a los conocimientos técnicos necesarios para acondicionar, transformar , envasar y mantener los productos alimenticios en condiciones óptimas para su consumo; lo anterior implica profesionistas preparados y comprometidos con los retos que la sociedad demanda.

El crédito es parte importante para que las empresas puedan operar de manera eficiente, actualmente los esquemas para acceder a este recurso se han simplificado y es más fácil conseguir este tipo de apoyos de manera oportuna y en condiciones ventajosas que permiten a la empresa utilizar el recurso y liquidarlo sin que sea una carga pesada como ocurría hace unos años.

El Técnico Superior Universitario en Alimentos (T.S.U) en Procesos Alimentarios o Ingeniero en Procesos Bioalimentarios egresado  tiene la alternativa de formar una empresa y de esta forma insertarse dentro del sector productivo, como parte del programa de emprendedores universitarios implementado en la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital, los alumnos tienen la opción de formar una empresa a partir de una idea de negocio generada por ellos y con el apoyo del programa de emprendedores considerar y establecer los esquemas, planes y programas necesarios para la creación y operación de la misma.

Además la Universidad cuenta con la Unidad Incubadora de Empresas de Base Tecnológica (INCUBATEC-UTVM) que apoya por medio de asesoría y consultoría, sirviendo también de enlace con las instituciones de financiamiento.

Lo anterior para facilitar la formación de empresas integradas por los T.S.U o ingeniero egresados que tengan el perfil emprendedor y que cuentan con los conocimientos técnicos necesarios para constituir y manejar una empresa del sector alimentario.

Los emprendedores cuentan con el apoyo tanto del programa educativo durante su estancia como alumnos y después con el apoyo de la INCUBATEC-UTVM, lo que permite garantizar el éxito de los emprendedores en esta actividad.

Ing. Jesús Cervantes Miranda

Profesor del Programa Educativo de Tecnología de Alimentos

lrivera@utvm.edu.mx