Una breve mirada al Desarrollo Organizacional

“Dos cosas contribuyen a avanzar:

ir más deprisa que los otros o ir

por el buen camino”.

René Descartes.

El término “organización” procede del griego organón que puede traducirse como “herramienta o instrumento”.  De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española (2014), una organización es una “asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función de determinados fines”. En otras palabras una organización es un sistema diseñado para alcanzar ciertas metas y objetivos. Las organizaciones son grupos sociales con fines comerciales, políticos, científicos, civiles, tecnológicos, comunicativos etc. Nacemos, vivimos, somos educados y trabajamos en las organizaciones.

De acuerdo a Bennis (1987), el Desarrollo Organizacional (DO) “es una estrategia educativa adoptada para lograr un cambio planeado de la organización”.

El DO implica el estudio de los procesos que se tienen dentro de una organización, con el objetivo de ayudar a sus miembros a identificar problemáticas o áreas de oportunidad y establecer acciones que les permitan mejorar sus interrelaciones para alcanzar de manera más eficiente sus objetivos.

Rafael Guízar (2008) propone los siguientes términos básicos en el DO:

Intervenciones. Medios de los que se vale el DO para llevar a cabo el cambio planeado (ejemplo: reuniones de confrontación, consultoría de procesos, administración del estrés, etc.).

Consultor. Responsable, junto con la alta dirección, de llevar a cabo el programa de DO, coordina y promueve el proceso. También se le conoce como agente de cambio o facilitador. El consultor puede ser interno o externo a la organización.

Sistema. Conjunto de elementos interrelacionados y que actúan de manera ordenada.

Sistema-Cliente. Organización donde se lleva a cabo el proceso de DO.

Catarsis. Reacción que provoca el cambio que se lleva a cabo en la organización. Se puede entender como “reacción para cambiar” ante ciertas circunstancias que obligan a hacerlo; o bien, “reacción ante el cambio que se ha llevado a cabo”.

Conflicto proactivo. Situación que puede ser provocada por el consultor con la finalidad de obtener resultados positivos para la organización (es decir, proporcionar un enfoque funcional a la organización). Por ejemplo, realizar una reunión de sensibilización con el personal para comentar las fortalezas y áreas de oportunidad de la empresa.

Cambio. Palabra clave en el DO. Implica redefinir creencias, actitudes, valores, estrategias y prácticas con el objetivo de que la organización pueda adaptarse mejor a los cambios imperantes en el medio.

Teoría del caos. Incipiente ciencia que plantea que las situaciones aleatorias (al azar) y el desorden se presentan dentro de patrones o parámetros de orden más grande.

En la actualidad vivimos en un mundo complejo, pleno de aleatoriedad e incertidumbre. A los administradores ya no les resulta fácil hacer planes, pues las condiciones del entorno son altamente cambiantes. Sin embargo, existen leyes de la naturaleza que no pueden cambiar y siguen un orden inalterable. Por ejemplo: día y noche, estaciones del año, etc.

En una organización cada uno de los departamentos puede llevar a cabo cambios o enfrentar situaciones no previstas, pero siempre se regirán por elementos rectores de la empresa tales como misión, visión, objetivos, políticas, valores, etc.

El DO ayuda a los administradores y al personal de la organización a realizar sus actividades con mayor eficacia; provee a los administradores de los medios para establecer relaciones interpersonales más eficaces; muestra al personal cómo trabajar en forma eficaz con otros en el diagnóstico de problemas complejos y en las soluciones apropiadas de los mismos; y ayuda a las organizaciones a sobrevivir en un mundo de rápidos cambios como la rápida obsolescencia de los productos, composición cambiante de la fuerza de trabajo, creciente internacionalización de los negocios y la explosión de conocimientos.

En conclusión el Desarrollo Organizacional es una estrategia educativa en respuesta a los cambios acelerados que enfrentan las organizaciones en la actualidad, la cual permite modificar o adecuar creencias, actitudes, valores y la estructura misma de las organizaciones, de tal forma que puedan adaptarse mejor a nuevas tecnologías, mercados y retos, es decir, que evolucionen para no desaparecer.

• • •

 Bibliografía y Fuentes Consultadas

Bennis, W.G., Desarrollo Organizacional: su naturaleza, sus orígenes y perspectivas, E.U.A., Fondo Educativo Interamericano, 1987.

Guizar, Rafael, Desarrollo Organizacional: principios y aplicaciones, México, Mc Graw Hill, 2008.

• • •

Mtro. Oliver García Ramírez, Director de la Ing. en Desarrollo Empresarial

Mtra. Gloria Zúñiga Chávez, Profesora de Asignatura

lrivera@utvm.edu.mx