Lineamientos para que el ecoturismo contribuya a la educación ambiental

El ecoturismo es la actividad de desplazarse a sitios naturaleza donde se practica una serie de actitudes positivas hacia el medio ambiente y la comunidad. Toda actividad ecoturística deberá contribuir de manera significativa a la educación ambiental y a la concientización ecológica. Para lograr esto, es importante desarrollar productos turísticos con fines educativos a fin de mejorar la experiencia del turista y aumentar el valor de los espacios naturales.

Los productos ecoturísticos pueden realzar enormemente la calidad de la experiencia del visitante al proporcionarles significado a las actividades interactivas con la naturaleza a practicarse en la experiencia,  las otra manera podrían pasar inadvertidos.

Los productos o programas interpretativos deberán en general referir a los siguientes tres grandes temas:

1.- Información y orientación sobre el área natural donde se desarrollaran los productos.

2.- Comprensión y apreciación de los recursos naturales y culturales del lugar.

3.- Oportunidades para desarrollar y clasificar una ética de conservación y preservación de los atractivos naturales.

Los roles sociales dentro de esta actividades a considerarse en la comunidad receptora son: habitantes locales, turistas nacionales, grupos y ciudadanos influyentes y turistas extranjeros.

Es de mencionarse que pueden existir factores que limitan la efectividad de los programas interpretativos como un producto de naturaleza: la desarticulación de los implicados en los esfuerzos de consolidación, no tomar en cuenta las costumbres y tradiciones del lugar, falta de atención a las necesidades de los visitantes y turistas, incongruencia en la difusión del lugar entre los mercados meta y falta de seguimiento a los beneficios obtenidos del desarrollo del producto turístico.

Estas limitantes no deben detener el trabajo en el campo del ecoturismo, ya que como nueva disciplina, requiere de programas serios, intensivos y ampliamente difundidos, así como también necesita desarrollar programas de capacitación a todos los niveles.

La capacitación es particularmente importante para los prestadores de servicios que tienen contacto directo con los turistas y visitantes dentro de las áreas protegidas, como en hoteles y  los restaurantes, centros de interpretación y áreas de venta de recuerdos y artesanías.

Los aspectos que se deben considerarse para  la capacitación son:

1.- Habilidades y destrezas básicas  tanto en el conocimiento para la preservación del lugar tanto como para el adecuado desarrollo de producto y atención del turista.

2.- Actitudes positivas

3.- Una base precisa de datos.

4.- Aspectos cualitativos especiales: calidad en el servicio, atención turística, primeros auxilios entre otros.

Los temas que pueden trabajarse en estos programas de capacitación pueden ser: concientización sobre el producto ecoturístico, bases de ecología, historia y tradiciones nacionales y locales, técnicas de observación e identificación de aves silvestres en su medio natural, ética conservacionista, administración de áreas protegidas, métodos de generación interpersonal, administración de áreas protegidas, métodos de gerencia interpersonal, administración confrontacional y administración situacional.

Los programas de capacitación para el ecoturismo pueden ser puestos en marcha por una amplia gama de agencias gubernamentales y privadas así como también académicas  que complementan la cadena de valor en la prestación de este tipo de servicios.

La Countryside, Comisión de Reino Unido, considera que una buena capacitación desempeña un papel vital en la rentabilidad de una campaña

Uno de los principales objetivos de la capacitación de operadores ecoturísticos es la minimización de impactos sobre el entorno natural y cultural.

Como educadores es importante fomentar el respeto al entorno y la correcta utilización de los recursos para lograr un equilibrio en los impactos sobre la naturaleza fomentando la SUSTENTABILIDAD.

lrivera@utvm.edu.mx