Ingeniería Corporativa

La evolución de los sistemas de diseño asistido es ciertamente muy rápida. Una compañía puede tener hoy día dos profesionales trabajando en paralelo, uno en las oficinas centrales en México o estados Unidos y otra en alguna fábrica en el sudeste asiático o en cualquier parte del mundo. Estas dos personas pueden estar comunicadas trabajando en el mismo proyecto, manejando los mismos planos así como las mismas aplicaciones informáticas de cálculo y además hablando y viéndose a través de la pantalla de la computadora u ordenador.

Esta tecnología es la misma que se ha utilizado cuando dos técnicos hablan a través del teléfono, mientras analizan unos planos que previamente se han enviado por un sistema tradicional como el correo postal o fax. Gracias al correo electrónico, el envío de información y la comunicación se hizo en su momento mucho más ágil, pero esta situación ha llegado a su punto de máxima utilidad con la incorporación de sistemas basados en la red.

Estos sistemas evolucionaron rápidamente hacia sistemas más sofisticados, consiguiéndose con ellos herramientas muy potentes de modelizado de sólidos, capaces de mover piezas en el espacio y generar planos en dos dimensiones a partir del diseño en tres dimensiones.

Estos sistemas siguen evolucionando y han avanzando hacia el diseño concurrente. El diseño concurrente en este sector se transcribe a una concurrencia diseño-fabricación a la hora de fabricar una pieza. En este sentido, el diseñador puede, sobre su puesto de trabajo crear la pieza a diseñar con su modelizador de sólidos. A su vez basándose en herramientas de diseño asistido, puede generar los planos detallados en dos dimensiones de la pieza, planos que pueden ser analizados y corregidos por un tercero que puede ser el cliente, el responsable de fabricación o el responsable del montaje, o igual todos estos a la vez. Asimismo en base a herramientas informáticas, el diseñador puede, sobre su propio puesto de trabajo, simular el proceso de fabricación con herramientas de control numérico, y el montaje por ejemplo el robotizando de la pieza.

En el campo del montaje todavía se debe localizar otro factor importante en la idea de la concurrencia en la transmisión de información de diseño. Si en la fase de montaje, simulado por supuesto, se detecta un problema que afecta a más de una pieza, por ejemplo un ajuste, la modificación introducida, que afecta a varias piezas, debe ser capaz de ser procesada en todas de una manera automática, sin obligar al diseñador a recordar y localizar cuáles son las piezas a las que esa modificación pueda afectar. Se gestionan los cambios de manera automática, sin intervención exterior, único elemento que garantiza que conjunto guarda su integridad y su coherencia intrínseca.

Como se ha visto, la cantidad de información que necesita el equipo de diseño es de tal magnitud que su manejo mediante métodos convencionales se hace poco menos que inviable. Se hace necesario, por tanto, la utilización de los ordenadores y de los sistemas informáticos como herramientas habituales de diseño.

Cabe mencionar que la mejor manera de sacar partido a estos sistemas es utilizarlos en toda su potencialidad, aprovechando la capacidad de los mismos y evolucionando por a poco los propios métodos de diseño y desarrollo de productos.

Los alumnos de los programas educativos de Mecánica y Metal mecánica de la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital prenden estas tecnologías además de adquirir habilidades para el uso y manejo de software que permiten diseñar productos funcionales y estéticamente agradables en un plazo de lanzamiento lo más corto posible con el mínimo costo.

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DEL VALLE DEL MEZQUITAL
lrivera@utvm.edu.mx