Generación de biogás

La palabra desechos se conoce comúnmente como las cosas que para el ser humano ya “no son útiles” estos son generalmente industriales, residenciales, comerciales, entre otros. Los desechos de los establos de la región del Valle del Mezquital representan actualmente una problemática ya que no se tiene considerada alguna utilización o disposición final.

El excremento genera gases a través del fenómeno llamado biodigestión, hecho que no siempre es conocido por los dueños o responsables de los establos. Por lo que es importante contribuir al cambio de cultura, para para la generación de ideas y desarrollo tecnológica para aprovechar los desechos orgánicos y convertirlos en combustibles.

Alumnos del programa de Energías Renovables de la UTVM han desarrollado un biodigestor para la obtención de biogás, mediante el empleo de desechos naturales (estiércol de ganado bovino) para la contribuir al ahorro económico de las familias y a la preservación del medio ambiente.

Este trabajo consiste en el desarrollo de un biodigestor por parte de los estudiantes del programa educativo de Técnico Superior Universitario en Energías Renovables, que fomente la utilización de los desechos de los establos para la generación de biogás para contribuir al desarrollo sustentable.

En el desarrollo del Biodigestor han utilizó un tanque de 120 litros como recipiente para colocar tres botes (de veinte litros) de estiércol fresco esponjado y 4 botes (de veinte litros) de agua, para lograr una mezcla acuosa y se le agregó 125 gramos de bacterias aceleradoras de descomposición, una vez aislado totalmente se esperó 1 semana y media para obtener biogás que fue aprovechable para la combustión y que cada día llenaba una cámara de llanta  de una camioneta doble rodada con un volumen aproximado de 0.08 m3 durante 6 días lo que equivale a 0.48 m3 por cada carga similar. Posterior a este tiempo solo se generaba pero en menor escala y no lograba inflar la cámara para aprovechar el biogás lo que implica la necesidad de hacer cambio de mezcla.

Con el gas obtenido se puede cocinar de manera adecuada los alimentos con una parrilla para gas a presión atmosférica, en seis días podemos tener una energía disponible de 2500 kCal.

El biogás es una mezcla constituida por metano (CH4) en una proporción que oscila entre un 40% a un 70% y dióxido de carbono (CO2), conteniendo pequeñas proporciones de otros gases como hidrógeno (H2), nitrógeno (N2), oxígeno (O2) y sulfuro de hidrógeno ( H2S) y podemos considerar que tiene un poder calorífico promedio de 5140 kcal/ m3.

Este gas se puede utilizar para producir energía eléctrica mediante turbinas o plantas generadoras a gas, en hornos, estufas, secadores, calderas, u otros sistemas de combustión a gas, debidamente adaptados para tal efecto.

En el proceso de descomposición de las excretas de los animales se libera biogás de manera natural al ambiente y es un gas 20 veces más nocivo para el calentamiento global que el CO2. La mejor opción es contribuir mitigar estos efectos y reducir el gasto familiar en varias familias de zonas rurales considerando que le gas LP sigue incrementando sus costos.

Programa Educativo de Energías Renovables

Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital

lrivera@utvm.edu.mx