Evolución de la teoría administrativa

Desde el inicio de la civilización, el hombre se ha concentrado en hallar alguna forma de organización que le ayude al logro de objetivos específicos, a veces individualmente, a veces colectivamente, a través de esfuerzos de racionalización que permitan alcanzarlos. Los esfuerzos humanos, desde las primeras civilizaciones, demuestran en diversos escritos o grabados que ya buscaban un modelo organizativo que permitiera dominio sobre la naturaleza y los medios físicos a su disposición, incluyendo su propio conocimiento y trabajo.

El estudio del proceso evolutivo ha demostrado que las prácticas dominantes fueron diseñadas sobre la constancia y la regularidad de las condiciones y sobre otros factores tales como: la versatilidad de la sociedad o “empresa”; y con el tiempo, la prescripción de procedimientos detallados y objetivos personales con la finalidad de superar la limitación de los conocimientos; sin embargo, la complejidad y rapidez con que estos factores cambian al cimentarse nuevas organizaciones capaces de satisfacer las crecientes demandas derivadas de la apertura de nuevos mercados, la velocidad de transmisión de la información y las innovaciones tecnológicas, así como la recesión económica y el consecuente aumento de competidores; en un mundo donde la confianza es escasa, nos beneficiamos al ganar la lealtad de nuestros subordinados que, a su vez, prestan el servicio para que ellos también pueden ganar la lealtad del cliente, que se relaciona con la frecuencia de compra.

Citando al Dr. M. Thenmozhi, profesor del Department of Management Studies del Indian Institute of Technology Madras: “Surge bajo este contexto, la necesidad de crear estructuras organizativas flexibles y basados en la responsabilidad de cada uno en relación con el todo, de un reconocimiento cada vez mayor del ser humano y sus relaciones con los demás a su alrededor. En este punto, es esencial que los líderes estén comprometidos en la promoción de estos cambios, lo que representa un gran desafío, porque la preparación de personas para esta nueva realidad exige la reformulación de sus formas de pensar y de actuar, basado en la redención de la visión multidimensional del hombre y un proceso continuo de aprendizaje”.

Bajo esta realidad, reconoceremos varios síntomas de que las organizaciones no son inmunes a los cambios percibidos en todas las esferas de las relaciones humanas. La necesidad de una revisión de sus procesos implica una re-conceptualización de la noción de ser humano, implícita en las relaciones laborales, pues así lo habrían de definir las antiguas teorías administrativas.

Al inicio, la teoría de la gestión administrativa consistió en numerosos intentos para alcanzar la “vida industrial”  a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en Europa y Estados Unidos.

•Estos incluye:

-Gestión de la Ciencia

-Teoría de la organización clásica

-La escuela del comportamiento y ciencias de la gestión.

•Al estudiar estos enfoques se debían mantener los hechos importantes en la mente.

•Los gestores y teóricos que desarrollaron esta hipótesis sobre humanos relaciones fueron haciendo con pocos precedentes.

•La empresa industrial a gran escala era muy nuevo.

•Algunas de las hipótesis de que hicieron lo tanto puede parecer simple o poco importante para usted, pero que eran cruciales y que vadear y contemporizar el suyo.

El punto de partida es la clásica teoría científica, la cual surge con las nuevas necesidades industriales, cuyo enfoque hace hincapié en la esfera productiva y cuyos principios han sido cuestionados en el tiempo.  Tras el desarrollo de las ciencias del comportamiento, en particular la antropología, la sociología y la psicología, la administración adaptó los conceptos que se han desarrollado recientemente en estas áreas, con un enfoque de la investigación en la motivación humana en la empresa. Esto es lo que se presentará con el conductismo o la teoría del comportamiento.

Actualmente, hay una breve incursión en la teoría de sistemas, una búsqueda de síntesis e integración de las teorías anteriores mediante la aplicación de conceptos de Teoría General de Sistemas para la Administración, basada de lleno en el Desarrollo Organizacional como una respuesta a las necesidades de un método adecuado para promover cambios y con ello enfrentar los problemas ambientales y de recursos humanos actuales.

MIA. Fernando Aguirre Tapia

Profesor de Tiempo Completo de la UTVM

lrivera@utvm.edu.mx