El Desarrollo Sustentable como Línea de Gestión y Aplicación del Conocimiento

En la actualidad es muy común escuchar en los diferentes medios de comunicación el término “Desarrollo Sustentable”, sin embargo, muchas personas desconocen su origen, su significado y lo que involucra.

El término Desarrollo Sustentable surge en 1987, en una Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la que a través de la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo, se elaboró el documento conocido como Informe Brundtland, el cual lleva por título “Nuestro Futuro Común”, en el que apareció por primera vez dicho término.

La definición de Desarrollo Sustentable se describiría en el Principio No. 3 de la Declaración de Río en 1992:“Meets the needs of the present generation without compromising the ability of future generations to meet their own needs”, “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades” .

El Desarrollo Sustentable involucra tres aspectos fundamentales: ambiental, económico y social, siendo el equilibrio entre éstos lo que genera el desarrollo sostenible o sustentable.

El Bienestar social está directamente relacionado con el medio ambiente y la bonanza económica, es decir que para alcanzar el desarrollo es necesario satisfacer las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si existe pobreza, también habrá problemas sociales e inclusive ecológicos. De igual forma, el desarrollo y el bienestar social, están limitados por la tecnología, los recursos del medio ambiente y la capacidad de este último para absorber los efectos de la actividad humana.

De esta forma el Desarrollo Sustentable se convierte en el ideal para las naciones y para la humanidad en sí, el gran reto desde finales del siglo pasado y los inicios del presente, es el establecer las estrategias que permitan a los diferentes grupos sociales, ya sean comunidades apartadas, pueblos, ciudades, estados o países; satisfacer las necesidades de sus miembros sin alterar las condiciones de su entorno.

Sin embargo, el alcanzar el Desarrollo Sustentable no es una tarea sencilla, hay que considerar por lo menos las siguientes características: “Crecimiento económico, aumento de la calidad de vida de las poblaciones, lo que implica una mejor distribución de la riqueza, explotación y uso racional de los recursos naturales, democracia, justicia ambiental, y un sistema de cooperación internacional más justo y equitativo”.

Es en este marco que el Cuerpo Académico (CA) del Programa Educativo de Administración y Evaluación de Proyectos (AyEP), adopta al Desarrollo Sustentable como su Línea de Gestión y Aplicación del Conocimiento (LGAC), asumiendo con ello un gran reto para que a través de las actividades realizadas por el CA, se contribuya a generar estrategias gubernamentales, civiles y privadas, que estén orientadas a generar el crecimiento económico a través de la explotación y uso racional de los recursos naturales, con un amplio sentido de equidad y justicia social.

Para lograr lo anterior el CA de AyEP adoptó en su quehacer académico, el modelo “Aprendizaje Basado en Problemas” (ABP) o “ProblemBasedLearning” (PBL), el cual tiene como base la solución de problemas de la vida real, siendo el mismo problema el que dirige todo el proceso de aprendizaje.

Utilizando este modelo, el alumno a lo largo de su formación profesional desarrolla prácticas a través de las cuales da solución a una problemática o satisface una necesidad de una empresa u organismo gubernamental, reafirmando con ello sus conocimientos y el carácter de beneficio social dentro de su quehacer profesional, siempre con un amplio sentido ecológico.

Programa Educativo de Administración  y Evaluación de Proyectos de la UTVM.

lrivera@utvm.edu.mx