Competitividad y Clúster

La historia ha permitido dimensionar tres fases de la internacionalización de los mercados, la primera de ellas sucedió a finales del siglo XIX hasta la primera guerra mundial, donde la soberanía permitió la emisión de moneda, definición de tasas de cambio y mayor control aduanero, logrando el intercambio internacional de productos; la segunda fase se generó de la segunda guerra mundial y hasta los años setentas, donde las empresas multinacionales comienzan a operar sobre una base mundial; la tercer fase (actual), comienza en la década de los 80. La globalización es una nueva modalidad de la internacionalización de los mercados, que pone en dependencia reciproca a las empresas y a los países. Es así como poco a poco se ha ido incrementando el nivel de competencia de las empresas, para lograr acaparar los mercados, siendo de este modo como se ha ido acuñando el término de competitividad.

Michel Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard y reconocido a nivel mundial en materia de competitividad, estrategia empresarial y valor compartido define a esta como: “La competitividad es un atributo o cualidad de las empresas, no de los países. La competitividad de una o de un grupo de empresas está determinada por cuatro atributos fundamentales de su base local: condiciones de los factores; condiciones de la demanda; industrias conexas y de apoyo; y estrategias, estructura y rivalidad de las empresas. Tales atributos y su interacción explican por qué innovan y se mantienen competitivas las empresas ubicadas en determinadas regiones”.

Hoy en día las empresas para lograr mayor competitividad, han tenido que establecer alianzas que ya no solo abarcan al mismo giro, sino que incluyen a todos los actores que intervienen en la cadena de valor, quienes en lugar de competir entre sí, se han unido para crecer de una manera más organizada, denominándose Clústers.

El término cluster no es necesariamente nuevo. Michael Porter, en el año 1995, utiliza la palabra cluster en el estudio que Monitor Company hizo sobre el sector turismo en el Perú. Los Cluster son “Redes de producción de empresas fuertemente interdependientes (incluyendo proveedores especializados), ligadas una con otras en una cadena que añade valor. Comprendiendo también, alianzas estratégicas como universidades, institutos de investigación, servicios empresariales intensivos de conocimiento, instituciones puentes (comisionistas, consultores) y clientes”

Los sistemas de innovación local están fuertemente basados en el concepto de clúster, donde la multidisciplinariedad, la red de contactos y la asociación de ideas constituye un verdadero motor de desarrollo.

Este concepto de organización ya no debe ser ajeno a ninguna empresa, por lo que es deber de las instituciones, el difundir y actuar como agente de cambio en los sectores empresariales pertenecientes a su área de influencia, para que de manera tripartita Gobierno, Universidades y Empresas, se logre un nivel de competitividad que estimule el desarrollo de las distintas regiones del país.

La asociación bajo el modelo de clusters  está cobrando especial relevancia en el mundo globalizado, donde las complementariedades entre los actores del mismo logran potencializar la capacidad competitiva de las empresas y las compromete a optimizar su desempeño para aportar a la excelencia de su cadena. Esto a su vez genera un impacto positivo para lograr el mejoramiento continuo, al competir diferenciándose estratégicamente.

Con esta estructura organizacional, los actores logran tomar ventaja de su entorno y se convierten en conglomerados con características irrepetibles y resultados destacados respecto a sus pares a nivel nacional e internacional.

Mtro. Miguel Ángel Vázquez Rangel

Profesor de tiempo completo

mvazquez@utvm.edu.mx