La importancia de aplicar Auditorías Administrativas o Diagnósticos Empresariales en las MiPyMEs

Hoy en día, nuestro país es víctima de competencias desleales por entes extranjeros de Primer Mundo, que han repercutido especialmente en las empresas familiares, micro, pequeñas y medianas, quienes juegan un rol fundamental en la economía local por ser las principales creadoras de empleo y riqueza, desde el punto de vista económico, social y cultural, pero que en el mercado no se distinguen por su estabilidad.

De acuerdo a la Secretaría de Economía, en México cuenta con más de 5 millones de empresas micro, pequeñas y medinas que generan el 79% de los empleos en nuestro país.

Efecto que se ve reflejado en el nacimiento, crecimiento y desaparición de estos negocios, sin lograr alcanzar o mantener la competitividad en el mercado o después de haber alcanzado el éxito dejar de subsistir. Sin embargo, ¿Cuáles son las causas que generan el cierre de las MiPyMEs? ¿Qué acciones pueden implementar para subsistir en el mercado? ¿Por qué es importante buscar estrategias para identificar áreas de oportunidad dentro de las MiPyMEs? Estas son algunas de las preguntas que ayudarán al empresario para concientizarlo de la importancia de realizar inversiones para evaluar a su empresa y no solo considerar esta opción como un gasto innecesario.

Por lo tanto, los esfuerzos de las empresas deben estar encaminadas a defenderse de una serie de problemas que afectan a las MiPyMEs, tales como: Mercados más agresivos y demandantes,  falta de experiencia en el ramo, así como de experiencia administrativa, créditos o financiamientos, conocimiento en el manejo de tecnologías o uso de tecnologías rezagadas, desaprovechamiento de los recursos humanos, materiales y económicos, escaso o nulo uso de medios publicitarios, fraudes por falta de control administrativo o financiero, nula planeación estratégica, así como de experiencia administrativa, créditos o financiamientos, entre otros.

Que hacer para poder evitar estos paradigmas en las empresas, la respuesta es muy simple una Auditoría Administrativa o Diagnóstico Empresarial, sin embargo no es una varita mágica que va a cambiar de forma radical la situación del negocio, pero permitirá escalar obstáculos durante el ciclo de vida de una empresa alcanzando competitividad en el mercado.

La “Auditoría Administrativa” no es un concepto nuevo, nace en 1933, donde Lyndall F. Urwick hizo mención de la importancia de los controles para estimular productividad de las empresas. De acuerdo a Franklin (2007), James O. Mc Kinseyen American Economic Association sentó las bases de lo que denominó auditoría administrativa, la cual consistía en “una evaluación de una empresa en todos sus aspectos, a la luz de su ambiente presente y futuro probable”. Por su parte en 1955, Harold Koontz y CirylO´Donnell en sus Principios de Administración, proponen la auto-auditoría, una técnica de control del desempeño total, destinada a “evaluar la posición de la empresa para determinar dónde se encuentra, hacia dónde va con los programas presentes, cuáles deberían ser sus objetivos y si se necesitan planes revisados para lograr estos objetivos”.

De acuerdo a Enrique Franklin la auditoría Administrativa “es la revisión analítica total o parcial de una organización con el propósito de precisar su nivel de desempeño y perfilar oportunidades de mejora para innovar valor y lograr una ventaja competitiva sustentable”.

Para Salvador Valdez el Diagnóstico empresarial “es una herramienta poderosa que dirige, evalúa y garantiza la vida de una empresa o negocio, como un modelo que da la pauta para la medición de las empresas con el fin de asegurar un tiempo de vida largo, mediante la aplicación de un método a corto plazo”.

Como conclusión de las definiciones anteriores podemos decir que la Auditoría Administrativa y el Diagnóstico Empresarial constituyen una herramienta fundamental para impulsar el crecimiento de las MiPyMEs, toda vez que permita evaluar y detectar su situación presente de forma parcial o total y poder establecer estrategias de mejora e implementarlas para subsanar deficiencias, superar obstáculos y generar cohesión entre las áreas, con el fin de obtener mejores resultados en las empresas prologando su vida competitiva en el mercado.

La importancia de la aplicación de Auditoría Administrativa y del Diagnóstico Empresarial en las MiPyMEs, es el crecimiento competitivo de las empresas para mantenerse en el mercado. Así mismo, ofrecer tres tipos de medicamentos al paciente: Preventiva, Curativa y Diagnóstica.

Como conclusión general, el objetivo se basa principalmente en la sensibilización de los empresarios para poder implementarlo en sus negocios, pues es bien conocido que lo perciben como un gasto innecesario, cuando en realidad es una inversión para buscar la competitividad de sus empresas por un largo plazo dentro del mercado. Posteriormente, es importante hacer mención que la información que se proporcione para el análisis de la situación actual de la empresa sea verídica, concreta y relevante para contar con las herramientas necesarias para el diagnóstico y encontrar las soluciones más acertadas. Y por último, las propuestas que deriven de esta evaluación tienen que ser implementadas sin escatimar recursos necesarios para un mejor resultado, así como el estricto seguimiento para verificar las correcciones alcanzadas y evitar recurrencias.

M. A. O. Marlene Martín Torres

Docente del Programa Educativo de Administración y Evaluación de Proyectos e Ingeniería en Desarrollo Empresarial de Proyectos Sustentables.


mmartin@utvm.edu.mx