'e-Conta', la evolución de la contabilidad tradicional a digital

Toda buena organización debe contar con una estructura administrativa eficiente, que le permita conseguir la maximización de los recursos humanos, materiales, técnicos, tecnológicos y financieros, de tal suerte que los inversionistas logren una rentabilidad considerable en las aportaciones que han realizado.

Parte de esta estructura se refiere al contar con información financiera veraz y oportuna, con una calidad suficiente y relevante para efectos de tomar las mejores decisiones, lo cual se logra con la Contabilidad, ya que al contar con información financiera, se podrá visualizar de manera clara el rumbo que lleva la organización

Según estudios realizados por el banco mundial, los contribuyentes en México, destinan aproximadamente 337 horas para el pago de sus impuestos, mientras que en el resto del mundo es de 267, por lo que, derivado de las reformas fiscales impulsadas por el gobierno federal, a partir de julio de 2014, algunas empresas (personas físicas y morales), deben llevar su contabilidad en medios electrónicos, con características especiales y con capacidad de convertir la contabilidad en documentos digitales, mismos que deberán ser enviados al Servicio de Administración Tributaria (SAT), de manera periódica.

La información que deberá enviarse al SAT es la que se refiere al Catálogo de Cuentas, el cual consiste en una relación detallada que contiene el nombre de las cuentas y subcuentas que integran cada uno de los conceptos de contabilidad; La Balanza de comprobación, la cual consiste en un listado del mencionado catálogo de cuentas pero con los saldos al inicio de cada mes, los movimientos que tuvo esa cuenta en dicho periodo y su respectivo saldo final; por último las pólizas contables con sus respectivos auxiliares, en dichos documentos se deben registrar de manera analítica cada una de las operaciones que se realizaron durante cada uno de los meses del ejercicio, identificando además, el comprobante fiscal (CFDI) que soporta dicha operación.

Ante estos cambios, los empresarios deberán poner especial atención en su departamento de contabilidad, ya que el SAT contará con toda la información necesaria para realizar una auditoría digital, conociendo en todo momento si los impuestos que se declaran corresponden a la realidad del negocio, y aunque el envío de la información contable se ha venido postergando, a partir del primero de enero de 2015 algunas personas comenzaron a tener esa obligación y paulatinamente, los demás contribuyentes deberán hacer lo propio.

Para los profesionistas dedicados al área contable – fiscal, representa una oportunidad de mostrar sus competencias, su cuidado y diligencia profesional y su capacidad de análisis financiero, por lo que deberán poner el máximo cuidado en la información que se reporta, por tal motivo este profesionista debe estar actualizado en materia contable, cumpliendo en todo momento con lo que indican las Normas de Información Financiera, ya que son los requisitos mínimos contables que sustentan y son la base de la información financiera, debe además conocer de los cambios que en materia fiscal se dan día tras día a través de modificaciones a la legislación fiscal vigente y a algunos decretos, estímulos fiscales y miscelánea fiscal que se publican periódicamente; y complementar su formación con los conocimientos de tecnología e informática que le permitan ser un profesionista integral.

En la Universidad Politécnica de Tulancingo, los estudiantes de la Maestría en Contribuciones Fiscales se preparan para adquirir esas competencias, con tecnología de vanguardia y profesores altamente capacitados para dirigir correctamente a los empresarios y contribuyentes en sus obligaciones ante Hacienda.

Mtro. César Ángel López Torres
Contador Público Certificado
Coordinador del posgrado en Contribuciones Fiscales
cesar.lopez@upt.edu.mx