De la administración a la gestión. Retos de la UPT ante la sociedad del conocimiento

En el contexto actual de la sociedad del conocimiento y con los retos a los que las Instituciones de  Educación Superior deben enfrentarse en este momento, la Universidad Politécnica de Tulancingo (UPT) tiene presente cuál será su esquema de presencia en estos escenarios, enfocado a un proceso de cambio, que va de una simple administración de recursos, a una gestión integral de los mismos. En este proceso de innovación constante y permanente, la UPT se incorpora a nuevas formas de educación acordes a las necesidades de la sociedad que hoy demanda conocimientos en el diseño de su currícula y de sus servicios; el uso de herramientas de gestión  y de alianzas con el sector industrial.

“Para que las nuevas tecnologías se instalen en la universidades, el profesor tiene que conocer el potencial delos distintos medios, estar persuadido de su utilidad, ser capaz de decidir cuál o cuáles de ellos son los másadecuados en las diferentes situaciones didácticas, conocer sus modos de aplicación en las empresas y evaluarsu eficacia”. (Camacho, 1995).

La UPT enfrenta el reto de enfocarse a un cambio que viene insertándose muy rápidamente hacia la Sociedad del Conocimiento; esta corriente es generada por el desarrollo de nuevas formas en la fecundación, difusión y utilización del conocimiento, y está requiriendo la revisión y adecuación de las empresas, organizaciones y sociedad en general que desean convertirse en entes que aprenden, además de nuevas formas de organización con capacidad para asumir y orientar el cambio. Una Sociedad del Conocimiento es una sociedad con capacidad para generar, apropiar, y utilizar el conocimiento para atender las necesidades de su desarrollo, así construir su propio futuro, convirtiendo la creación y trasferencia del conocimiento en herramienta de la sociedad (GEPSEA, 2011).

 “Una sociedad que viene protagonizando un espiral creciente de nuevos conocimientos” (Nonaka y Takeuchi, 1995).

“Una sociedad en que el valor en la economía se crea básicamente con recursos intangibles, basados en conocimiento en acción” (Bueno, 1998).

La creciente demanda de nuevas formas de gestión en la UPT, exige fortalecer las capacidades de los involucrados en impartir y recibir conocimiento, pero sobre todo, desarrollar multicapacidades organizacionales que permitan dar cabida a un personal cada vez más orientada al conocimiento y con lo anterior nutrir a la labor administrativa y educativa. En la Gestión, el aprendizaje es cíclico y por lo mismo en las universidades el conocimiento de los individuos tendrá que actualizarse permanentemente.

Asimismo, la UPT en el siglo XXI  tiene la visión de seleccionar y formar un equipo de trabajo (tanto empleados, como docentes y alumnos) que de manera conjunta tengan la capacidad de coordinar el aprendizaje cíclico con un beneficio institucional y bajo esta temática entrar en un ciclo sin fin de actualización teórico-práctica donde generen nuevos conocimientos adecuados al cambio continuo de las exigencias del sector educativo, productivo y social con valores, además adaptarlos y actualizarlos a dichas necesidades, considerando que es una de las formas en las que se mantendrán en la sociedad del conocimiento, de lo contrario las instituciones de educación superior no estarían vibrando en la misma frecuencia que la sociedad del conocimiento.

La gestión en el profesorado, consiste en más que transmitir copiosa información, promover la indagación del conocimiento como garantía para que los sujetos puedan desarrollar la habilidad de aprender a aprender a lo largo de su vida y se desempeñen de manera pertinente y satisfactoria en un mundo cambiante y complejo.

Así pues se torna necesario resaltar que la gestión a diferencia de la Administración consiste en hacer del entorno organizacional un todo sistémico donde cada una de las partes es fundamental en su proceder y donde ninguna es más importante que la otra, donde una persona cuenta con las competencias necesarias para el desempeño de su gestión la cual afectará al todo sistémico denominado organización y donde la concepción de trabajo pasa a ser la razón de una convivencia sana en un objetivo común: La educación de nuestro País.