Internet de las cosas

¿Qué es el internet de las cosas?

Es una definición que actualmente se está utilizando en las tecnologías, se esté de acuerdo o no, pero la realidad es que se está avanzando hacia la conectividad de todos los dispositivos con los que contamos, tanto en el hogar como en el trabajo, ya que estamos viviendo en una época en la que el internet tiene el poder de mejorar de manera drástica la vida de los seres humanos. Por ejemplo, curar enfermedades, el cambio climático, la nueva manera de hacer negocios o incluso hacer que nuestros días sean más agradables.

De lo que se trata es que todas las cosas estén conectadas a Internet. En la actualidad los teléfonos inteligentes (Smartphone), tabletas electrónicas, computadoras portátiles, dispositivos multimedia en las escuelas, o bien los hogares donde todos los electrodomésticos y todo lo electrónico se conectan a internet. De los dispositivos que más se conectan a internet son las consolas de videojuegos, de igual manera se conectan los vehículos.

¿Cuáles son las cosas que se pueden conectar a internet?

No sólo los dispositivos móviles se pueden conectar a internet, el internet de las cosas abarca mucho más allá. Por mencionar algunos ejemplos de cosas conectadas a la red son, refrigeradores, hornos y lavadoras que se pueden programar e incluso controlarlos desde un teléfono inteligente, debido a la conexión a internet con la que son diseñados.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

A niveles profesional  y doméstico, el internet de las cosas está cambiando a nuestro planeta  de la forma en la que lo conocemos hoy en día. Por ejemplo, en la agricultura, tanto en invernaderos como en los campos de cultivos, debe conocer en todo momento las condiciones del campo en las que está cultivando, por medio del registro de la temperatura, humedad, etc. Cuando los datos obtenidos son monitorizados de manera automática utilizando el servicio  de internet (en línea), de manera que el agricultor tuviera en todo momento el conocimiento de cómo está el ambiente de cultivo mediante la información en tiempo real podría tomar decisiones acerca de esas variables o bien indicar una acción desde donde se encuentre para mejorar las condiciones actuales.

Sus aplicaciones domésticas podrían ser igualmente importantes, si se disponen de sensores y controladores de diversos elementos instalados en una casa u oficina. Por ejemplo, saber si se dejó la plancha conectada, o bien la estufa encendida, o si las ventanas están cerradas o las luces apagadas. Para corroborar las situaciones anteriores, con la aplicación del Internet de las cosas, se podría ingresar a un servicio en línea y verificar el estado en el que están las cosas o incluso modificar ese estado.

¿Cuáles son las condiciones de seguridad?

Existen lámparas, equipos de audio, etc., que se pueden controlar desde el dispositivo móvil pero cuando esto empiece a ser más común también aparecerán los hackers malintencionados que intentarán molestar a los demás. Por lo que los esquemas de seguridad deberán de avanzar al mismo ritmo que el internet de las cosas.

¿Cuáles son sus ventajas?

• Incremento de oportunidades y modelos de negocio.

• Las cosas permitirán detectar y capturar distintos eventos.

• Ahorro de tiempo para el usuario.

• Gestión automática y eficiente de las infraestructuras urbanas. Mejor ahorro energético, etc.

 ¿Cuáles son sus desventajas?

• Requieren de una inversión importante en tecnología.

• Reducción de la intimidad. “Para ser más eficientes, se debe observar qué hábitos dispone el consumidor en todos sus aspectos y niveles”

• Aumento de residuos, baterías, etc.

¿Cuál es la situación en México?

El desarrollo del Internet de las Cosas en México aún se encuentra limitado, principalmente por el tipo de tecnología móvil a la que los usuarios tienen acceso. El Internet de las Cosas, requiere que las redes sean de última generación para garantizar una veloz y confiable transmisión de datos y voz, características que cumplen las redes a partir de 4G.

En México, la distribución de tecnologías móviles identifica que la mayoría de usuarios (92.7 por ciento) se encuentra en 2/3G, con servicios GSM/Edge, iDEN, CDMA y UMTS. Por otro lado, una menor proporción (7.3 por ciento), se encuentra en tecnologías más avanzadas como HSPA+ y LTE.

Actualmente en la Universidad Politécnica de Tulancingo  y más en específico en la carrera de Ingeniería en Sistemas  Computaciones  se está  trabajando en proyectos donde se utilizan dispositivos inteligentes y la conexión a internet para programar, controlar y monitorear diferentes aparatos electrónicos tanto en el hogar como el ámbito laboral.

¿Referencias?

http://www.sdpnoticias.com

www.idomotics.com,   

http://www.loxone.es

MTRO. JUAN CÁRDENAS FRANCO,
PROFESOR DE TIEMPO COMPLETO EN LA UPT