Inducción laboral estratégica, paso a la evaluación del desempeño en la educación superior

La competitividad de las organizaciones hoy en día se encuentra delineada por variables específicas de incidencia, dentro de las cuales se encuentra la competencia y experiencia del factor humano. Éstas determinan la optimización de los procesos de trabajo, productos y/o servicios indiferentemente si se trata del sector público o privado. Y para asegurar el desarrollo de las organizaciones en el concepto ya citado, es de vital importancia la implementación de la inducción laboral estratégica como un proceso de formación y desarrollo, así como una fuente de información para la evaluación del desempeño, conceptualizada ésta como el procedimiento mediante el cual se califica la actuación del empleado teniendo en cuenta el conocimiento y el desempeño en el cargo, y es fundamental para determinar el comportamiento de las personas en los mismos. Este procedimiento de supervisión está destinado a mejorar la actuación del empleado en el trabajo, valorando la actividad productiva, y estableciendo los medios y programas necesarios para lograr obtener las operaciones más efectivas y eficaces, optimizando la calidad del trabajo en las organizaciones.

De acuerdo con Dessler (1991) la inducción es un componente del proceso de socialización que utiliza la empresa con sus nuevos miembros, un proceso continuo que involucra el inculcar en todos los empleados las actitudes, estándares, valores y patrones de conducta prevalecientes que espera la organización y sus departamentos.

En la administración pública por su naturaleza, específicamente en la mayoría de las  Instituciones de Educación Superior Pública en México y por su visión a futuro de estabilidad y perdurabilidad, la inducción laboral se concibe como un proceso indispensable y sustantivo para la adaptación óptima e inmediata al entorno de trabajo y para demostrar la competencia en las funciones y actividades del área de desempeño. En un sentido más amplio cuando la inducción se concibe como una dinámica alineada a la misión y visión organizacionales, ésta se define como estratégica, dado que las instituciones buscan inversión en su factor humano con resultados en la consecución de metas y objetivos a mediano plazo, pero agregando estabilidad organizacional.

El proceso de inducción institucional, así como del puesto de trabajo son las dos acciones que conjuntamente permiten que desde el inicio el colaborador tenga un panorama completo del conocimiento de la organización, lo cual impactará específicamente en el desarrollo eficiente de sus actividades del puesto. Sin embargo, en el entorno de la administración pública, pocas veces se habla de inducción a la organización o dependencia, en menor medida aún, de la inducción a los puestos de trabajo, lo cual conlleva a implicaciones de desempeño negativos y al no cumplimiento de los objetivos departamentales y organizacionales.

Un reto en las instituciones de educación superior pública en nuestro país será que en el marco de sistema de gestión integrado, como una necesidad en la estandarización de procesos y productos conformes y la mejora continua, se incluya el proceso de inducción laboral, no sólo como evidencia del propio sistema, sino como un proceso permanente de desarrollo del personal de nuevo ingreso o en etapa de promoción con el objetivo a largo plazo de consolidar una cultura del desempeño laboral, enfocado hacia la calidad de todo el subsistema de educación superior.

En la Licenciatura en Administración de Gestión y Pequeñas y Medianas Empresas, en la Universidad Politécnica de Tulancingo, UPT, las alumnas y alumnos a través de su formación por competencias, son capaces de emprender proyectos aplicativos enfocados a la solución de problemas reales de las empresas y/o instituciones públicas como el tema ya citado en el presente. A través de una visión y actitud de servicio, los estudiantes se desempeñan eficientemente en las organizaciones donde participan en sus estancias y estadías tanto en el sector público como privado, logrando hasta la actualidad desempeños sobresalientes y su inserción laboral de un gran número de ellos.

Referencias

Chiavenato, I. (2002). Administración de recursos humanos. Mcgraw Hill.

Dessler, Gary. (1991). Administración de personal. Prentice Hall.

Mtra. María de Jesús Espino Guevara

Secretaria Académica de la UPT