Energías renovables en sistemas de telecomunicaciones

Al emplear nuestro dispositivo móvil y acceder a algún tipo de comunicación de forma inalámbrica; por ejemplo, realizar una llamada por medio de nuestro teléfono celular, tenemos que conectarnos a una antena, denominadas así de forma coloquial a las estaciones base. Una estación base,  es una instalación fija para comunicaciones bidireccionales,  que  tiene como función la de proporcionar la vía para que nuestra llamada acceda a los equipos necesarios para poder llegar a su destino.

Las antenas, que dan cobertura a los sistemas de comunicaciones se han incrementado de manera notable en los últimos años, los servicios de voz y datos de transmisión inalámbrica van en aumento; a nuestro alrededor,  una serie de antenas son colocadas en distintos puntos y de distintas formas, tamaños y potencia. La potencia de una antena está relacionada con la cantidad de energía que radia para poder cubrir un área específica,  además  está ligada con la electricidad que consume para poder llevar a cabo el proceso de enlace entre un usuario y la red de telefonía.

Los sistemas que proveen las comunicaciones necesariamente necesitan de una fuente de energía eléctrica, la mayoría de estos están conectados con el sistema eléctrico nacional, pero en sitios apartados en donde no hay infraestructura de suministro una serie de alternativas son ineludibles para proveer comunicaciones y  ampliar sus redes de servicios. Muchos proveedores de productos de Telecomunicaciones emplean generadores de diesel pero son elevados en costo de operación y mantenimiento; de igual manera, el combustible por ser de tipo fósil genera contaminantes. Una alternativa es el suministro de electricidad a través de fuentes de energía renovables, aprovechando la energía solar y eólica,  estos son de bajo mantenimiento y son denominados limpios ya que no producen ningún gas de efecto invernadero. Mencionando, que los gases de efecto invernadero son aquellos que entre otras causas,  ocasionan un aumento de la temperatura en la tierra produciendo cambios climáticos y consecuencias relacionadas con la modificación de ecosistemas como tundra, bosques, por citar un ejemplo.

La huella de carbono es la cantidad de gases invernaderos producidos por una persona, empresa o producto. Telefónica®, compañía española  multinacional de servicios de telecomunicaciones emitió en el año 2008 en Latinoamérica 579, 000 toneladas de  dióxido de carbono (CO2) con sus operaciones incluyendo vehículos, viajes de trabajo, combustible y electricidad. Para reducir su huella de carbono esta empresa ha implementado en América latina una serie de instalaciones que le permiten el aprovechamiento de energías renovables para suplir sus consumo de energía eléctrica, obteniendo: en autogeneración de energía renovable en red móvil 413,036 kWh, en autogeneración de energía renovable en red fija 6,104,627 kWh, comprando energía renovable en el mercado eléctrico 19,570,968 kWh, colocando 1,437 instalaciones con aprovechamiento de energía solar, 173 instalaciones con generación híbrida, evitando así la emisión de 202,412 toneladas de CO2.

La implementación de sistemas de generación de energía eléctrica con la captación de energías renovables han tenido un ímpetu notable en los últimos años, existen diversas campos de aplicación ya que cualquier dispositivo que necesite energía eléctrica para su funcionamiento puede aprovechar la energía del sol o del viento y de esta manera podremos disminuir nuestra propia huella de carbono.

En la Universidad Politécnica de Tulancingo, especialmente en la carrera de Electrónica y Telecomunicaciones los alumnos están enfocados a la práctica de las telecomunicaciones pero además llevan una asignatura denominada energías alternas en donde estudian las fuentes naturales de energía como los son:  solar, eólica, hidráulica y térmica, que son analizadas con el fin de construir sistemas de generación y prototipos que involucran el aprovechamiento de este tipo de recursos, disminuyendo la dependencia hacia los combustibles fósiles como el gas y el petróleo.

Mtra. Clementina Rueda Germán

clementina.rueda@upt.edu.mx