Diseño de Cadenas de Suministro basado en un enfoque de dos escalones

La manufactura moderna incluye todos los procesos iniciales e intermedios requeridos para la producción y la integración de los componentes de un producto. El ciclo de manufactura se produce normalmente en una interfaz que inicia con el fabricante o distribuidor, e incluye todos los procesos involucrados en la reposición de los inventarios. Los procesos implicados en el ciclo de fabricación son los siguientes:

• Órdenes de llegada desde el almacén de producto terminado, distribuidor, minorista o el cliente.

• Programación de la producción.

• Fabricación y cadena de suministro

• Recepción del distribuidor, el vendedor o la atención al cliente.

Desde la década de 1970, la manufactura mundial ha sido testigo de un entorno muy competitivo. Este entorno ha obligado a las empresas a identificar nuevas fuentes de ventajas competitivas. Para muchas empresas, el diseño de cadenas de suministro eficientes,  ha proporcionado un impulso competitivo y les ha permitido satisfacer las exigencias de la competencia global.

En este contexto, el diseño del sistema de distribución, es una cuestión estratégica para casi todas las compañías. Un buen diseño en un cadena de suministros implica generalmente minimizar los costos y los tiempos de suministro. El costo, es una medida de efectividad con un único criterio; pero no ocurre lo mismo con el nivel de servicio que suelen tener varias medidas como la disponibilidad de productos en inventario, el tiempo necesario para liberar el producto al cliente, entre otras. Se busca entonces un equilibrio entre el costo y el nivel de servicio para lograr una ventaja competitiva.

El “Problema capacitado de localización de instalaciones con costo fijo y selección de transportación” (CFCLP-TC) propuesto por Olivares-Benítez (2007), está basado en una distribución de dos escalones (two-echelon) de un producto en un periodo de tiempo. En el primer escalón, las plantas de manufactura envían producto a los centros de distribución. El segundo escalón corresponde al flujo de producto de los centros de distribución a los clientes. En este problema, el número y localización de las plantas y clientes son conocidos a priori.  En éste, se incluye una decisión adicional acerca de la selección de canales de transportación entre instalaciones. En este problema se utiliza un enfoque bi-objetivo que minimiza simultáneamente el tiempo de transporte del producto de las plantas a los clientes y combina costos de localización de instalaciones y transporte. Este enfoque de solución construye un conjunto de soluciones no dominadas alternativas para el tomador de decisiones.

En este problema se tiene un conjunto de posibles ubicaciones para la apertura de los centros de distribución (j) y su número no está definido previamente. Cada sitio candidato tiene un costo fijo para la apertura de una instalación, y una capacidad limitada. Las plantas de manufactura tienen una capacidad limitada y ésta representa la producción enviada de cada planta.

Una característica importante del problema,  es la de considerar varias alternativas de transporte del producto desde una instalación a la otra, en cada paso de la red. Cada opción representa un tipo de servicio con costos asociados y parámetros de tiempo. La existencia de empresas de logística de terceros (3PL), hace que se encuentren disponibles distintos servicios de transporte en el mercado. Las alternativas son generadas por la oferta de diferentes compañías, la disponibilidad de diferentes tipos de servicios de cada compañía (urgente o regular), y el uso de diferentes modos de transportación (camión, tren, avión, barco o inter-modal). Comúnmente, estas diferencias involucran una correspondencia inversa entre el tiempo y el costo, donde por ejemplo, un servicio rápido es más caro.

A partir de las condiciones descritas anteriormente, se establece que el flujo de los productos debería ser: Un punto de partida inicial en las plantas, para enviar los productos a centros de distribución potenciales, y posteriormente enviarlos a los clientes, todo esto a partir de varias opciones de traslado entre plantas, los centros de distribución potenciales y los clientes.

La importancia estratégica de un diseño adecuado, puede determinar el éxito o fracaso de una organización, por tanto es muy importante establecer cuáles serán los canales más adecuados para hacer llegar los productos a los clientes.

Dr. Hertwin Minor Popocatl

Coordinador Maestría en Ingeniería Universidad Politécnica de Tulancingo