Contabilidad Tradicional VS Contabilidad Fiscal, un peligro para los empresarios

La importancia de llevar un control sobre las posesiones y mercancía son los primeros vestigios de la contabilidad, la cual se remonta por los años 6,000 A.C., mediante controles sencillos; más adelante las grandes civilizaciones se encontraron con la necesidad de realizar controles un poco más estructurados que les permitieran cuantificar dichas posesiones, lo que dio origen a los primeros inventarios de existencias, ya que en esas épocas se recrudecía la escasez de alimentos en ciertas temporadas.

En la actualidad las necesidades de información han avanzado a pasos agigantados, la contabilidad es ahora una herramienta para las empresas sin importar su tamaño, ya que mediante algunos indicadores se puede medir la efectividad de la administración de las mismas, su capacidad de generar riqueza, la liquidez que presenta y su solvencia para hacer frente a sus obligaciones, entre muchas otras.

Las personas físicas y morales, se encuentran obligadas a contribuir al gasto público, es decir, a pagar impuestos y otras contribuciones pero no todas las personas contribuyen de la misma manera, por lo que las autoridades hacendarias crean mecanismos diferentes, de acuerdo con características especiales para cada actividad económica, generando diversas obligaciones a los contribuyentes. Esta diversidad de mecanismos se encuentran reguladas en distintas leyes y reglamentos, mismas que ubican a la contabilidad de distinta manera, algunos deben llevar una contabilidad formal, de acuerdo con las Normas de Información Financiera y otros prácticamente no deben hacer nada, los mismos sistemas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) hacen la función contable a través de una herramienta denominada "Mis Cuentas".

Aunado a lo anterior, las empresas se encuentran en una situación económica difícil, pago de salarios, compra de insumos, pago de energía eléctrica, consumo de gasolina, cada vez más cara por cierto, entre muchos gastos que ineludiblemente deben realizar, incluyendo los servicios contables.

Los profesionistas dedicados a la contabilidad también han ido en aumento, en cuanto a su número, actualmente podemos encontrar despachos contables y profesionistas independientes por muchos lados, lo que ha originado una lucha de precios por obtener un cliente, algunos cobrando muy barato y otros cobrando muy caro. Algunos de los empresarios buscan pagar lo barato con el único fin de estar bien con hacienda, sin importarles si la contabilidad se lleva de manera correcta o no, siempre y cuando no tengan problemas con el gobierno.

El problema de utilizar la herramienta del SAT se da cuando el empresario necesita utilizar estados financieros o alguna información contable, ya que dicha herramienta solo se compone por las facturas expedidas y las facturas recibidas, sin considerar aspectos importantes como lo son los saldos de las cuentas por cobrar o por pagar, la relación de activos o el importe de los inventarios, de tal suerte que si se cumple con la obligación fiscal, pero no se cuenta con información financiera para la correcta y oportuna toma de decisiones y no se diga cuando el negocio ya lleva varios años funcionando, nunca se podrá conocer la situación financiera de la misma ni cómo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, no estamos en condiciones de conocer si la empresa ha crecido financieramente ni su valor actual.

Se considera que una empresa, sin importar el tamaño, debe contar siempre con una contabilidad debidamente estructurada y con información real y oportuna, independientemente de lo que pida el SAT, ya que esto le dará certeza financiera a las organizaciones y a sus dirigentes.

Para los profesionistas que se dedican al ámbito contable – fiscal, deberán poner esmero y cuidado profesional, brindando a los empresarios la certeza, tanto de la parte fiscal como de la parte financiera

En la Universidad Politécnica de Tulancingo, preparamos a los profesionistas en el área fiscal para que además de cumplir ante el SAT, se cumpla también con las Normas de Información Financiera, siempre como un apoyo para la generación del conocimiento y aplicarlo en las organizaciones para fortalecer las distintas decisiones empresariales.

MTRO. CÉSAR ÁNGEL LÓPEZ TORRES
CONTADOR PÚBLICO CERTIFICADO

cesar.lopez@upt.edu.mx