Hagamos Empresa

¿Y la miel de abeja apá?

En los próximos días se discutirá en la Cámara de Diputados la Iniciativa de Ley sobre Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen, que pretende reforzar el marco jurídico para las DO (Denominaciones de Origen) y hacerlas más sencillas de obtener.

A nivel nacional, la producción de miel se concentra en los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán.

Jalisco ocupa el tercer lugar en producción de miel con un promedio de 5 mil 698 toneladas anuales, (Sagarpa).

En la entidad, alrededor de mil 200 jaliscienses de 14 municipios se dedican a la apicultura con 40 mil colmenas, y son fuente de empleo que se derrama en beneficio directo e indirecto para cientos de familias.

México se ubica en el quinto lugar como productor mundial de miel de abeja y en el tercero como exportador, después de China y Argentina, además de que es reconocido por producir una de las mieles de mejor calidad y más cotizadas en el mundo.

Esta actividad hace ingresar más de 48 millones de dólares, divisas que son el producto de la exportación de 56 mil toneladas de miel de abeja en promedio por año.

El inventario nacional reporta un total de 1.9 millones de colmenas, de las cuales, 140 se utilizan para la polinización de frutales y agrícolas, cuya producción de miel tiene una gran demanda en países como Alemania, Arabia Saudita, Japón y Estados Unidos.

Nuestra miel mexicana es digna de presumir. La flora apícola que posee el país hace que las abejas elaboren una miel muy fina, que cristaliza en forma cremosa y los alemanes le han llamado miel mantequilla, la cual se cosecha en la zona del altiplano, Guadalajara, Chapala, Ajijic, Tapalpa, Mazamitla y los alrededores de la Sierra del Tigre.

Sin embargo, la lista de productos para lograr su denominación de origen (DO) no ha incluido a la miel de abeja, un producto precioso, excelente, que desde la más remota antigüedad ha estado presente en la alimentación de los seres humanos, prestigio del que goza hasta nuestros días.

La miel de abeja, alimento natural, sano y nutritivo, proviene del néctar que recolectan las abejas de todo tipo de flores y plantas.

La miel pura contiene vitaminas B6 y C, Niacina, Riboflavina, minerales como calcio, potasio y manganeso, carbohidratos y enzimas.

Como parte de sus propiedades está en que contrarresta el decaimiento físico e intelectual, regulariza el tránsito intestinal y combate estreñimiento. Es recomendable para el sistema digestivo, sistema respiratorio y la piel.

Desafortunadamente, la tendencia presente y futura es hacia un incremento en las importaciones debido a la reducción de la capacidad doméstica y al elevado costo de producción local, a causa del abandono gubernamental en este sector. El problema es mundial debido al cambio climático.

La demanda de miel se ha incrementado por la difusión de informes médicos que señalan los beneficios de la miel para la salud.

En la lista aparecen: tequila, olinalá, mezcal, talavera, bacanora, café Veracruz, ámbar de Chiapas, sotol, charanda, café Chiapas, mango ataulfo de soconusco, vainilla de Papantla, chile habanero, arroz tipo morelos.

 Y la miel Apá? La miel mexicana digna de presumir…y ¡la excluyen! Salvemos a las abejas, de ellas depende nuestra vida.

www.latiatrini.com.mx

latiatrini@hotmail.com

http://twitter.com/tiatrini