Trascendió Puebla

:Que el líder estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, en compañía de las senadoras, Blanca Alcalá y Lucero Saldaña, fue al rescate de Acatzingo, bastión del ex priista y diputado federal, Alejandro Armenta Mier.  “Que no los vengan a engañar, ningún otro partido ha gestionado recursos para atender sus demandas”,  dijo Estefan a la militancia.

Mientras tanto, en Huahuchinango, Armenta Mier reiteró ante seguidores de Morena que su tarea es sumar y multiplicar con liderazgos que le han dado vida a Morena y que interpretan con claridad la óptica de  “nuestro líder, Andrés Manuel López Obrador”. Qué tal.

:Que el quehacer educativo y de investigación científica de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) no se fue de vacaciones, a pesar del periodo de descanso de verano para miles de estudiantes y maestros, como lo demuestra la presencia del rector, Alfonso Esparza Ortiz, quien recibió un reconocimiento para la universidad.

:Que varios de los presidentes municipales del corredor de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) han recurrido a la promoción de juicios de amparo, porque no quieren correr la misma suerte que el alcalde de Palmar de Bravo, Pablo Morales, previamente investigado por el SAT y la PGR.

Se trata de los munícipes donde existe mayor actividad de las bandas del crimen organizado, que cuentan con el control de la tomas clandestinas.

:Que hoy los regidores serán citados a una sesión de Cabildo extraordinaria para analizar y, en su caso aprobar, una propuesta del alcalde, Luis Banck, en torno a restringir la venta de alcohol a partir de la medianoche.

:Que ante la ausencia de argumentos y la falta de respaldo de sus compañeros, el regidor del PAN que pertenece al ala más conservadora, Juan Carlos Espina, se aprecia molesto y regaña a sus colaboradores y a toda persona que pasa a su lado.

En los pasillos del Palacio Municipal, el regidor ya es conocido como el “Señor No”, porque se niega a analizar los estados financieros y vota en contra, evita entrevistas y vive enojado con sus compañeros de bancada.

:Que  a sus 67 años y tras la segunda intervención  médica en este año, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, luce de buen ánimo y ya espera el alta médica para retomar sus visitas pastorales. El jerarca católico seguirá tomando las decisiones más importantes desde el cuarto del hospital donde se recupera.