Trascendió Puebla

:Que la impoluta dirigente estatal del PRD Socorro Quezada Tiempo, la misma que se desgarra las vestiduras como defensora de la legalidad y honestidad, la que amenaza con expulsar a sus compañeros por “traidores”, resulta que es una violadora del estatuto del PRD al usurpare el cargo.

En un diagnóstico del estado del partido del sol azteca en las 32 entidades entregado a la entrante dirigente nacional Alejandra Barrales, se revela, entre otras anomalías, en el caso de Puebla que Quezada ostenta una duplicidad en funciones como dirigente y diputada local, cargos prohibidos por la reforma estatutaria de 2015. Será sustituida de la dirigencia, por violar el estatuto.

:Que al dirigente priista Jorge Estefan Chidiac también le llueve en su milpita porque el entrante presidente del CEN Enrique Ochoa Reza ordenó detener por el momento los cambios en la dirigencia estatal en estados, como Puebla, donde resultó todo un fracaso.

De acuerdo a las versiones periodísticas Ochoa Reza se reunió con las dirigencias estatales para evaluar las condiciones en cada entidad, particularmente donde fueron derrotados, para pedirles posponer el relevo para evitar que los gobernadores priistas salientes se apropien del partido.

:Que  algo tendrá que hacer el secretario de Infraestructura y Transportes, Diego Corona Cremean para obligar a las empresas constructoras a corregir las deficiencias en las obras viales, principalmente las de los pasos a desnivel de la 31 Poniente, donde los automovilistas han quedado varados por las inundaciones en la temporada de lluvias.

Aunque en menor proporción, una situación similar se registra en la vía del Circuito Juan Pablo Segundo, frente a La Noria, en el acceso al paso a desnivel donde se hacen encharcamientos, lo que no debería ocurrir en ambos pasos a desnivel.

:Que algo necesita con urgencia la ex presidenta municipal priista de Chilchotla, Herminia Jimarez Martínez, porque ha intentado inútilmente establecer comunicación telefónica con el ex gobernador Melquiades Morales Flores.

Será porque la ex alcaldesa tiene serios problemas en la comprobación de millones de pesos de gastos federales en las dos últimas cuentas públicas, lo que ha motivado la determinación del procedimiento penal que ahora está en manos de la Fiscalía General del Estado. Veremos.