Trascendió Puebla

:Que el Magistrado Carlos Loranca Muñoz, no da paso sin guarache por aquello de qué puede ocurrir en el revelo del titular del Poder Ejecutivo que se definirá en junio próximo.

En el exclusivo fraccionamiento Las Haras el distinguido Magistrado fue el anfitrión el pasado fin de semana de un fiestón que no lo tiene ni Obama, con dos orquestas monumentales, y claro, su invitado de honor no podían ser otro que el ex gobernador Mario Marín Torres, José Luis Flores y la candidata a la gubernatura.

:Que el día previo a la detención del alcalde de Santa Clara Ocoyucan, Francisco Cimarrón Ocotoxtle, 12 ediles priistas del estado de Puebla se reunieron en la Ciudad de México con el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, Manlio Fabio Beltrones.

La fotografía del encuentro la compartió el sábado en su cuenta de Twitter el dirigente partidista y entre los ediles estuvieron Hermelinda Macoto, de Coronango; Carlos Alberto Morales, de Huejotzingo; y David Huerta Ruiz, de Tepeaca. A los alcaldes se les pidió lealtad a cambio de protección antes presuntas intimidaciones en la elección local.

:Que a diferencia de Karina Romero Alcalá que fue prudente con reporteros de la región de Texmelucan, el priista Carlos Sánchez Romero perdió la cabeza al agredirlos al término de un acto proselitista de la candidata Blanca Alcalá en el Club de Leones en ese municipio.

El ex diputado federal y ex edil de Texmelucan llegó furioso con los comunicadores para comentarles “Ustedes piden dinero, por eso están mamando” y “están molestando en un evento privado”. Minutos antes la gente del priista los tachó de “mercenarios”.

:Que si los alcaldes priistas de Beltrones se quejan de actos de intimidación del gobierno estatal, el federal le dice quítate que hay te voy porque en plenas campañas electorales a través de la CFE le amaga con enviar al Buró de Crédito a todos los usuarios morosos, en la región de Huauchinango.

Pretende forzar a usuarios de la energía eléctrica de la región a que paguen los presuntos adeudos generados a partir de octubre de 2009 cuando Felipe Calderón Hinojosa emitió el decreto que extinguió a Luz y Fuerza del Centro.