Trascendió Puebla

:Que se confirmó la presencia del presidente Enrique Peña Nieto para inaugurar este lunes por la mañana el Tren Turístico Puebla-Cholula y el Museo Regional de Cholula, en la que sería la última visita presidencial durante la administración del gobernador Rafael Moreno Vale.

En este sexenio, a diferencia de administraciones estatales anteriores, todas priistas obviamente, durante la gestión de un gobierno panista las visitas presidenciales y de secretarios del gabinete federal, superaron toda las anteriores en frecuencia y periodicidad.

:Que el secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado, Jesús Rodríguez Almeida, fue el primer sorprendido al escuchar durante su comparecencia en el Congreso local el reconocimiento a su trabajo en combate a la inseguridad pública, sin distingos partidistas o ideológicos.

Los elogios a Rodríguez Almeida no fueron manifestados por diputados del PAN o sus aliados, fue la legisladora y dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Socorro Quezada Tiempo, al reconocer que el jefe policiaco estuvo atento a los saqueos y ataques ocurridos el pasado 5 de enero.

:Que hasta la tarde del domingo continuaba un incendio forestal en el “Cerro del Brujo” ubicado del municipio de Tlachichuca, al oriente del estado, hasta donde habrían acudido brigadas de Protección Civil municipal para impedir se propagara en el Parque Nacional Citlaltepetl o Pico de Orizaba.

:Que  el representante estatal de este organismo priista Red de Jóvenes por México, Lorenzo Rivera Nava, será el nuevo encargado de la Secretaría de Gestión Social a nivel nacional, luego de la visita del líder Pablo Angulo Briceño que se desvivió en elogios al joven poblano.

:Que un grupo representativo de “Empresarios Unidos de la Zona 46 Poniente”, que agrupa a vendedores y comerciantes de autopartes y accesorios, fijarán hoy una postura en relación a los operativos de diferentes dependencias gubernamentales.

Será interesante que esta agrupación explique por qué persiste el mercado negro de venta de autopartes, la gran mayoría de piezas comercializadas, de dudosa procedencia, al extremo que los propietarios de vehículos víctimas del robo, compran las mismas autopartes en la 46.