Trascendió Puebla

:Que horas previas a la Asamblea Estatal del PAN que va a celebrarse este domingo en un salón social de la colonia San Manuel, se registró una disputa entre el Comité Ejecutivo Nacional que preside Ricardo Anaya, y el Comité Estatal en el que Martha Érika Alonsode Moreno Valle funge como secretaria general.

A través del Comité Jurisdiccional Electoral, el CEN del PAN ordenó a la dirigencia estatal incluir a 10 yunquistas en las boletas, en este día que se elegirán a los consejeros estatales y nacionales, entre ellos a Humberto Aguilar Coronado, quien la semana pasada fue exhibido de no pagar sus cuotas partidistas.


:Que en respuesta, la Comisión Organizadora del Proceso del PAN estatal lamentó la parcialidad del Comité Ejecutivo Nacional, al considerar que la resolución emitida favorece a panistas que incumplieron con lo establecido en la convocatoria para aspirantes a integrar el Consejo Estatal y Nacional para el período 2016-2019.

No obstante, dio a conocer que acatará dicha resolución y deja en claro que el proceso se llevaba en estricto apego a la convocatoria, una vez que la Comisión Organizadora actuó de manera puntual y conforme a lo establecido en los requisitos en todo momento. 


:Que este domingo se cumplen cien años del nacimiento de la mejor escritora de México: la novelista, narradora, dramaturga, poeta y periodista Elena Garro, quien vio la luz en la capital poblana, pero el busto que se colocó en su honor en el Bulevar Forjadores de Puebla ya no tiene la placa que lo identifica y la propia imagen, en su deterioro, cada vez se parece menos a la autora de “Los recuerdos del porvenir”.


:Que  la placa que señalaba en el Teatro de la Ciudad que una sala de la parte superior del vestíbulo se llama “Elena Garro” “desapareció” cuando Jaime Rodríguez, “líder” del sindicato de músicos de la CTM, era director del recinto. 

Pero lo más lamentable es que la tumba que contiene los restos de la ilustre poblana desde 1998 en Cuernavaca, Morelos, y desde hace poco los de su hija Helena Paz, no tiene la más mínima leyenda que indique que ahí reposan esas mujeres. Cualquier autoridad cultural en el mundo, e incluso en otro estado, estaría orgulloso de que Garro hubiera nacido en su tierra, pero en Puebla, al parecer, no.