Trascendió Puebla

:Que  en los círculos del priismo poblano, en una “foto del día”, la competencia por la candidatura a la gubernatura se cerraría a dos opciones: la senadora Blanca Alcalá Ruiz y el ex diputado federal y representante ante el INE, Enrique Doger Guerrero.

Falta mucho tiempo para la definición en ese partido político y seguramente dejarán correr las “pre campañas” de reconocidos aspirantes como Alberto Jiménez Merino y Javier López Zavala, y soltarán más nombres como los de Alejandro Armenta y Víctor Manuel Giorgana, pero en ese partido advierten que finalmente se impondrá la ortodoxia política.

:Que en el municipio de Chichiquila, en la sierra madre oriental, durante la gira de trabajo del gobernador Rafael Moreno Valle, los habitantes de la región dejaron constancia ayer de por qué respaldaron a Juan Pablo Piña para obtener la diputación federal.

:Que la marca de autos de la firma alemana no se duerme en sus laureles y de inmediato atacó el mercado de movilidad del transporte de pasajeros con la regulación de Urber contenida en la Ley del Transporte  del estado, para de inmediato ofrecer planes de crédito para la adquisición de sus modelos.

La planta automotriz anuncia atractivos descuentos a socios de Uber, con el objetivo de “apoyar en México” a los operadores del servicio de transporte “seguro y eficiente”, al tratarse de la marca con mayor penetración en la flotilla de autos Uber.

:Que  la abogada Marisol Montes mostró los serios problemas de ética profesional y sus afanes de protagonismo para medrar con las desgracias personales, por qué pese ser despedida como abogada de la familia Camargo Limón, la “abogada” se refirió al caso de la detención del novio de Paulina, sin estar autorizada.

Como ocurrió con el lamentable caso de Karla López, utilizó en su beneficio el crimen y repitió la misma maniobra “invitando” a la “señorita Laura” ahora para el caso Paulina.

:Que Marisol Montes utilizó el caso de Karla porque la conoció en vida, pero al momento de la tragedia estaban distanciadas, sin embargo Marisol no tuvo escrúpulos para manipular a la familia de Karla, con la ayuda de su amigo especializado en “administrar la imagen” de figuras públicas.