Trascendió Puebla

: Que el alcalde de Cholula José Juan Espinosa, además de la derrota de su partido y de su pareja, incurrió en el delito de falsedad en declaraciones al mentir sobre un presunto ataque con disparos de arma de fuego a su domicilio; por mentir, de acuerdo al Código Penal, se impondrán de 6 meses a 5 años de prisión y multa de 10 mil salarios mínimos.

En el fallido intento por enrarecer la jornada comicial, José Juan se victimizó al asegurar que en su casa descubrió: “impactos de bala”, “detonaciones” “ una ojiva detectada, no sabemos de qué calibre” “son tres impactos de bala”, haciendo pasar “tornillos por disparos” en el muro, como lo declaro en la PGJ que había ocurrido el mismo domingo 7 de junio, cuando se percató el 4 de junio.

: Que el móvil fue pasional y no una extorsión o secuestro, el asesinato del empresario a quien robaron un Mercedes Benz para finalmente incinerarlo porque no pudieron venderlo en Chalchicomula de Sesma. La pareja sentimental del occiso es quien junto con su amante Marco Antonio Pérez Lara (de Chalchicomula) planeó cometer el homicidio y robarle pertenencias.

La mujer de 27 años que era pareja del occiso, junto con Marco Antonio, planeó el crimen, éste contrató a dos personas más; los cuatro ingresaron a la casa de la víctima y cometieron el homicidio con arma punzocortante provocando en repetidas ocasiones lesiones hasta matarlo.

: Que para simular aún más el robo, en acuerdo con la mujer, ésta permitió que sus cómplices la golpearan para simular que fue un asalto, e incluso ella inicialmente hizo creer a familiares del occiso que los supuestos ladrones la habían atacado sexualmente. Tres ya están encarcelados.

: Que la Comisión de Derechos Humanos del Estado recibió una llamada telefónica a las 16:26 horas del lunes para localizar a Miguel Guerra Castillo, integrante del Consejo Democrático Magisterial, por lo que un visitador realizó las diligencias y logró ubicarlos en el penal de San Miguel.

La CDH corroboró la detención que se derivó del cumplimiento de una orden de aprehensión girada por un Juez de Distrito, por el delito de ataques a las vías generales de comunicación, arresto que ejecutaron agentes federales de la PGR.