Trascendió Puebla

:Que a unos días de los actos cívico militares con motivo del 153 aniversario de la Batalla de Puebla del 5 de Mayo de 1862 no se conoce de la confirmación oficial de la asistencia del Presidente Enrique Peña Nieto.

Como cada año el titular del Ejecutivo federal asiste a los actos protocolarios en el Mausoleo al General Ignacio Zaragoza, así como presidir del desfile militar y escolar; en esta ocasión coincide con el año de elecciones intermedias federales.

 

:Que el Festival Internacional 5 de Mayo inicia actividades con la apertura y recorrido por la exposición “La favorita, el sarape de Saltillo” en San Pedro Museo del Arte, en el Centro Histórico de la ciudad capital.

Posteriormente, en el Auditorio de la Reforma, como parte de la apertura del Festival Internacional, la Filarmónica 5 de Mayo ofrece la Cantata “5 de Mayo”, en una invitación conjunta de los gobiernos de los estados de Puebla y Coahuila, junto con el Ayuntamiento de Puebla.

 

:Que el juez de Paz y Defensa Social de la comunidad de Puga, en Huauchinango, Jesús Tomás Hernández  Cruz, acusó al Secretario de Infraestructura, Cuauhtémoc Gómez Manzanares, de haberle solicitado “500 mil pesos en efectivo” para liberar algunas obras.

También denuncia  a Edgardo López, secretario Técnico, por condicionarles la atención institucional a cambio de que voten por el candidato del Partido Acción Nacional.

 

:Que al viejo estilo de los líderes charros, el dirigente cetemista Leobardo Soto Martínez obligó a los trabajadores de la región de Rafael Lara Grajales, Nopalucan y San José Chiapa a participar en un presunto desfile con motivo del Día del Trabajo, pero en realidad se trató de un acto de apoyo a los candidatos del PRI donde figura su hijo, Leobardo Soto Enríquez.

El cachorro del charro sindical es el suplente de Lorenzo Rivera Sosa a la diputación federal y para ellos movilizó a trabajadores de las constructoras de las plantas Audi y de las empresas empacadoras de chiles de San Marcos y La Morena.

 

:Que en fuentes policiacas circuló con insistencia la versión en torno a un acto de represalia por negarse al pago de piso, el ataque con armas de fuego ocurrido ayer por la tarde a las instalaciones de una concesionaria de autos de lujo ubicado en la Atlixcáyotl.