Trascendió Puebla

: Que con la exigencia de la aparición de los 43 normalistas, estudiantes han convocado a un nuevo paro nacional en “80 universidades” denominado “Día Global por Ayotzinapa” programado para el miércoles 5 de noviembre.

Universitarios de instituciones de educación superior privadas y públicas en el estado (UAP, UPAEP, UIA, ITESM, UA…) se han incorporado a esta jornada.

: Que unos mil 500 estudiantes de la Universidad Autónoma de Puebla se manifestaron ayer por las calles del Centro Histórico, del Paseo Bravo al zócalo de la ciudad capital, sobre la avenida Reforma, para demandar la aparición de los normalistas.

: Que el dirigente partidista y empresario Gerardo Islas Maldonado será el primer cliente VIP del Hotel Misión de la rehabilitada Ex Hacienda de Chautla para realizar su boda religiosa y banquete para sus invitados, evento que le costaría algo así como 2.5 mdp.

Islas Maldonado ha acaparado la atención de las revistas del corazón por su enlace civil con la actriz Sherlyn González.

: Que la presidenta ausente de Tehuacán,  Ernestina Fernández Méndez, no únicamente se niega a asistir a los eventos del gobierno del estado y otras entidades públicas. La semana pasada en la inauguración de un taller de protección a derechos de periodistas de la Fiscalía Especial de la PGR, la alcaldesa tuvo el desatino de enviar a su hermana en su presentación para inaugurar el evento.

“Si esto no es nepotismo en Tehuacán, entonces de qué se trata”, manifestó el enviado de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (Feadle) que encabeza Laura Borbolla.

: Que financiero al fin, el gobernador Rafael Moreno Valle diseñó un plan de reingeniería administrativa y de las finanzas del gobierno estatal ante la caída de las aportaciones federales y los cálculos a la baja en los ingresos por la venta petrolera y la afectación a las entidades.

En el “ajuste del cinturón” al gasto estatal dejará a salvo los programas sociales, blindará los proyectos de infraestructura en la obra pública y no recurrirá a la contratación de deuda, por lo que la fusión de áreas y virtualmente de secretarías adelgazará a la señora gorda: la burocracia.