Trascendió Puebla

: Que nuevamente las autoridades de la Secretaría de Gobernación municipal no han sabido hacer su trabajo y los “operadores” del secretario Guillermo Aréchiga Santamaría nada más no dan una, pues ocho meses y las cosas empeoran en la Junta Auxiliar de Sam Miguel Canoa.

: Que el priista y presidente auxiliar de Canoa, Raúl Pérez Velázquez, ya comenzó a perder la confianza de los pobladores de su comunidad y todo porque en los ocho meses que lleva de gobierno lo único que ha hecho es evitar que el desarrollo y progreso llegue a la comunidad.

Se queja de falta de apoyo y seguridad pero no permite que la autoridad municipal le ayude, todo para generar crisis y tratar de lograr tener control de algunos servicios que en el pasado hicieron ricos a algunos presidentes auxiliares.

: Que para qué tanto brinco si el suelo está parejo, pareciera concluyeron en la Asamblea Estatal del Partido Acción Nacional donde por mayoría de votos decidieron ayer la continuidad del potosino Rafael Micalco Méndez en la presidencia del Comité Directivo Estatal, hasta posterior de los comicios federales del 2015.

Pareciera una obviedad porque de acuerdo a la legislación electoral federa, iniciado el proceso electoral (en octubre) no se pueden relevar a los dirigentes de los partidos en este periodo, y Micalco concluyó periodo en julio pasado.

: Que la UAP no se limitó a publicar en diferentes medios de comunicación la postura en torno a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa; este lunes ha generado un espacio cultural para el reclamo de los universitarios poblanos con la presentación del cantante y compositor Carlos Arellano en un concierto en la explanada de la Escuela de Administración.

Las autoridades universitarias hacen bien al atender sus audiencias internas, principalmente las estudiantiles.

: Que el fantasma de una crisis de orden privado ronda el Palacio Municipal de San Pedro Cholula que involucra al edil José Juan Espinosa Torres, y por la magnitud de lo trenzado del asunto ésta amenaza con invadir el ámbito de la función pública, y convertirse en un tema de interés general.