Trascendió Puebla

: Que al no obtener mayores curules en la LIX Legislatura, los diputados del Partido del Trabajo, Mario Hernández y Lizeth Sánchez subieron a la tribuna su propuesta de reformar el Artículo 16 del Código de Instituciones y Procesos Electorales para evitar la sobre representación.

El legislador que llegó por la vía plurinominal, sin el voto directo de los electores y por la cuota que corresponde a su instituto político, lanzó la piedra por allegarse el respaldo de otras fuerzas partidistas, que en un afán oportunista aprovecharon el Verde Ecologista y de Pacto Social.

La iniciativa fue enviada para su estudio a la Comisión de Gobernación; el tema de fondo es allegarse más recursos financieros, como le gusta a Beto Anaya.

: Que Puebla avanzó seis posiciones en el ranking “Mejores Ciudades para Hacer Negocios en América latina 2014”, al pasar del lugar 26 al 20 en el último año, según un reporte de la revista especializada América Economía.

En esta ocasión, el  Índice de Competitividad Urbana (ICUR) que maneja la publicación  evalúo a  50 ciudades latinas.  Después de que Puebla registrara mínimos avances en la  medición, este año alcanzó un ICUR de 64.3 puntos de 100 posibles. Sin embargo no ha logrado  recuperar el lugar 17 que ocupó en 2009.

: Que en el Congreso del Estado hay un legislador que no oculta su ADN filo priista; aunque ha pretendido sacudirse su pasado tricolor como presidente municipal de Tepexco donde pasó sin pena ni gloria.

Julián Peña Hidalgo, el otrora líder del Frente Juvenil Revolucionario, debería responder a la doctrina del partido que lo postuló y hacer equipo con su compañero de Movimiento Ciudadano, pero aprendió a hacer política desde donde no saben ser oposición, en el PRI.

: Que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer los resultados del estudio “Bienestar Ciudadano”. De los rubros de medición, Puebla aprobó el de empleo con 7.4 de 10 puntos, ubicándose en el lugar 12 en México en esa materia.

Donde la OCDE no otorgó una calificación aprobatoria fue en ingresos de sus habitantes, en educación, en calidad de servicios, en medio ambiente, en salud, en seguridad, entre otros. El estudio fue aplicado en 364 estados o ciudades de 34 países.