Trascendió Puebla

Que este día el candidato a la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, reunirá a 20 mil asistentes en la Plaza de la Victoria de la ciudad de Puebla, donde además espera el respaldo de gobernadores de otros estados, diputados federales, diputados locales y presidentes municipales.

En ese punto de la zona de Los Fuertes se concentrarán delegaciones de panistas de varias entidades, como de Veracruz de donde se estima la asistencia de dos mil militantes y de Tlaxcala otros mil.

Que el portal oficial del ayuntamiento de San Andrés Cholula parece de una localidad aislada donde no hay profesionales que sepan de tecnología. Más de un mes ha pasado desde que Leoncio Paisano rindió protesta como edil y su equipo no ha activado al 100% el sitio de Internet de la administración, eso a diferencia de municipios pequeños donde en sus portales ya se consultan trámites y servicios.

Las notas oficiales del inicio de gestión de Paisano presentan mensajes como "Donec et dui dictum metus congue aliquam (sic)" o "tramites (sic)". Además de que no puede consultarse cómo está conformado el Cabildo y el gabinete del edil. La dejadez puede corroborarse enwww.sanandrescholula.gob.mx.

Que de mero trámite el aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio en Puebla, al cumplirse 20 años de su muerte. La ceremonia de ayer encabezada por el dirigente estatal del PRI, Pablo Fernández, fue pronta y con un discurso sin ánimo de despertar los ideales del excandidato presidencial.

Pocos fueron los regidores y diputados priistas que participaron en la ceremonia en el parque Colosio, donde con una ofrenda floral y la foto del recuerdo se acabó el festejo, donde Fernández dijo que hoy al igual que en 1994 los mexicanos siguen teniendo "sed de justicia".

Que el portero del equipo Puebla, Jorge Villalpando, fue visto hace unos días en una casa de empeño del Centro Histórico de esta ciudad, dejando en prenda artículos de uso personal.

Eso ocurrió poco antes de que los jugadores dieran a conocer que el dueño del equipo, Jesús López Chargoy, adeudaba tres meses de salarios a la plantilla del equipo camotero, cuya crisis no sólo se refleja en el campo, sino también en sus ingresos.