Trascendió Puebla

:Que una total falta de atención y cortesía mostraron las autoridades de la Universidad Iberoamericana con los titulares del Poder Judicial, Roberto Flores Toledano, y del Instituto Electoral del Estado, Armando Guerrero, so pretexto de atender a importantes personalidades.

Ocurrió en las instalaciones de los jesuitas, donde acudió el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz, a dictar la cátedra “La Abogacía Mexicana”.

:Que ningún funcionario de la Ibero atendió a ambos invitados, lo que demuestra la falta de tacto del equipo del rector Fernando Fernández Front. Ambos personales se retiraron de la UIA desconcertados por el trato recibido. ¿Dónde quedó el postulado de la hermandad jesuita?

:Que entre el grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, liderado por Víctor Manuel Giorgana Jiménez, el balance de la actuación de la diputación fue positivo durante la comparecencia de los secretarios del gabinete porque no se salieron del guión del tema social.

Reiteran la postura de mantener un acuerdo de unidad en el trabajo legislativo, pero advierten que no están tullidos y aunque la bancada no es la más numerosa frente a la diputación mayoritaria del PAN, el oficio político seguirá siendo su principal activo.

:Que desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación se prepara un programa –o embestida- para la entidad poblana donde se impulsarán programas de impulso a la actividad agrícola y las estadísticas permitirán comparar resultados con la mecanización del campo.

En las próximas semanas el papel del delegado de la Sagarpa, Alberto Jiménez Merino, será mucho más protagónico y ondeará las banderas del programa agropecuario y social contra la pobreza del presidente Enrique Peña Nieto.

:Que resultó todo un éxito la primera –de dos- presentación de Los Tigres del Norte, con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Puebla, concierto que disfrutaron sus fans en el auditorio del Complejo Cultural Universitario.

El talento de los músicos poblanos y la experiencia musical de los veteranos de Sinaloa hicieron de la noche una fusión de géneros que puso de pie a cientos de poblanos que ovacionaron la actuación.