Trascendió Puebla

:Que  Mario Rincón González entró con el pie derecho al frente de la SDRSOT porque en su segundo día de actividades le organizó al gobernador Rafael Moreno Valle una reunión con productores agropecuarios donde entregó 68 mototractores, 52 microcréditos, dos camionetas recolectoras de residuos reciclables y atestiguó la firma de un convenio de agricultura por contrato.

El mandatario estatal detonó recursos por más de 18.2 millones de pesos en beneficio del sector primario de Tecamachalco, Tecali de Herrera y Cuautinchan; por cierto, Tecamachalco es la tierra de los antepasados de Moreno Valle.

:Que   las miles latas de atún entregadas por el subsecretario de Desarrollo Social (Sedesol) federal al Banco de alimentos Cáritas de la arquidiócesis de Puebla han resultado harto nutritivas, porque el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa anda enjundioso.

Un día sí y el otro también el jerarca de la Iglesia católica tiene apariciones en la prensa local, lo mismo para los temas de seguridad pública, la reforma hacendaria y las tarifas en servicios públicos, indistintamente a nombre y a favor de los pobres.

:Que   los representantes del gobierno federal en la entidad relacionados con la seguridad pública, tanto de la Sedena a través de la XXV Zona Militar, la PGR y el Cisen de la Segob participan de manera activa en las acciones emprendidas por Rafael Moreno Valle y las autoridades municipales.

Posterior a las estadísticas ofrecidas por el Observatorio Nacional Ciudadano respecto a los delitos de alto impacto en México, para los representantes de los tres niveles de gobierno las estrategia coordinada en diversas acciones, incluidas las de campo con las Bases de Operación Mixta, mantiene al estado en los indicadores nacionales entre los diez más seguros del país.

:Que   algunos delegados federales peñanietistas no han podido con los servidores públicos panistas que se acogieron al servicio civil de carrera para afianzar su permanencia como empleados federales, y Germán Sierra Sánchez, Juan Manuel Vega Rayet o el zavalista Álvaro Parra Salazar.

Por lo mientras los proveedores se quejan de que en algunas delegaciones federales las pretensiones del “moche” para obtener los contratos supera con mucho su utilidad porque algunos desvergonzados les piden hasta el 50%, y por “adela”.