Trascendió

:Que una vez que la Comisión de Quejas del INE le dio vía libre para continuar con sus actividades públicas en la organización Yo con México y la asociación Dignificación de la Política, Margarita Zavala no le tomará la palabra al presidente del PAN, Ricardo Anaya, para repartirse, junto con el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, los spots a los que tiene derecho el partido, y así tener cancha pareja entre los tres.

Zavala mantiene el discurso de que no se trata del número de promocionales, sino de que el dirigente panista no sea árbitro y jugador en la contienda interna.

Por lo pronto, los panistas que piden una definición de Anaya sobre su aspiración a la candidatura presidencial retomarán en los primeros días de 2017 la exigencia de que renuncie al liderazgo del partido si su intención es ser el candidato a la Presidencia en 2018. A ver.

 

:Que el próximo año el gobierno federal iniciará un análisis legal y jurídico para evitar que la carta de antecedentes penales, que aún se exige para obtener ciertos empleos, no se convierta en un elemento que inhiba la reintegración a la sociedad de quienes cumplieron ya su condena.

Dicha acción ya fue ordenada por Enrique Peña Nieto y el análisis será encabezado por la Consejería Jurídica de la Presidencia.

 

:Que además de la ley de seguridad interior que será analizada durante el próximo periodo ordinario de sesiones, se buscará consensuar una ley sobre seguridad privada con el fin de poner orden en el sector.

El gobierno federal quiere construir una iniciativa con los legisladores y organizaciones civiles y aún no decide si presentará la iniciativa por su propia cuenta o será enviada por el PRI o algún otro partido en la Cámara de Diputados.

 

:Que Angélica Rivera de Peña anduvo muy activa esta Navidad, pues visitó el Hospital Juárez de México y el Instituto Nacional de Perinatología para convivir y llevarles comida a los trabajadores de dichos centros de salud y a los familiares de los pacientes, los cuales esperan en el exterior, y hacerles así más llevadera su situación.

Entre espagueti, lomo, ensalada y otros platillos del menú navideño, Rivera platicó y escuchó también a algunos pacientes, que pasaron esta fecha lejos de sus hogares.