Trascendió

:Que si se trata de interpretar señales, ahí está la imagen de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de Ciudad de México, flanqueado por los senadores Emilio Gamboa, del PRI, y Miguel Barbosa, del PRD, mientras se votaba la ley que endurece la portación ilegal de armas.

Los personajes observaron desde un palco el desarrollo de la sesión, derivada de una propuesta del gobernante, que es totalmente opuesta a la que promueve el panista Jorge Luis Preciado.

:Que por cierto, entre las discusiones que quedaron pendientes en el Senado se encuentra la de la Ley General de Archivos, donde se debe alcanzar un consenso respecto de si se le da autonomía al Archivo General de la Nación.

Según los senadores impulsores de la iniciativa, para debatir ese tema esperan la posición del PRI y del gobierno federal, que son los que más pueden oponerse a soltar el control de esos históricos documentos.

:Que otro estado cuya violencia no tiene fin es Tamaulipas, donde empresarios de Tampico, Altamira y Ciudad Victoria, por medio de las cámaras que los representan, claman por la ayuda del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Resulta que el aludido se la pasa más en Ciudad de México y en Nuevo León que en su tierra, por lo que la iniciativa privada ha comenzado a organizarse para tener una sola voz que sea escuchada por la autoridad.

:Que la nueva integración del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha venido aplazando esta semana la impugnación del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, a la decisión del INE de ordenarle no hablar de sus logros de gobierno y aspiraciones presidenciales.

Este retraso en la resolución, dicen, puede deberse a una falta de consenso entre los magistrados para mantener o revocar dicha determinación.

:Que aunque el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, vea como “cumplidos” las críticas al quehacer de los jueces, quién sabe cómo vea la molestia en el propio pleno de la institución a propósito de algunos cambios sobre sus facultades.

Resulta que los inconformes consideran que la reforma interna se está operando a espaldas de algunos ministros, lo que consideran inaceptable.