Trascendió

:Que el líder del sector popular del PRI, Arturo Zamora, por orden del propio dirigente nacional, Enrique Ochoa, tuvo que hacer la llamada que menos hubiera querido para disculparse con José Ramón Martel, pues hasta el propio secretario general adjunto de la CNOP, Jesús Hernández Piña, estuvo en la reunión de aquellos a los que el primero calificó de “políticos de café”.

Dicen que el ceneopista lo invitó a cenar para aclarar “malos entendidos” y hasta le dijo que no se le olvida que fue justo él quien lo apoyó para ser candidato a presidente municipal de Zapopan, pero Martel se dio el lujo de responder que no acepta cenas, sí un desayuno o una comida, siempre que sea en un lugar público.

 

:Que la PGR, que encabeza Raúl Cervantes, citó para el próximo jueves a Juan Carlos Pérez Góngora para que aporte pruebas sobre su denuncia contra Enrique Solana, presidente de la Concanaco, y otros directivos de esa confederación, por conflicto de interés y sobreprecio en la venta de tabletas ineficientes.

Los señalados también serán citados en breve para que respondan ante un juez por un quebranto al gobierno federal, en su beneficio, superior a 60 millones de pesos por la venta inflada de 15 mil de esos artículos electrónicos destinados al Instituto Nacional del Emprendedor.

Detrás de todo está la pugna por el liderazgo nacional de los comerciantes.

 

:Que días después de echar atrás su promesa electoral de expulsar a los 800 mil dreamers que viven en su país, el gobierno del presidente Donald Trump también enfrenta el rechazo de la Asociación de Universidades Públicas estadunidense, en cuya reunión anual participa el rector de la UNAM.

Con un mensaje en defensa de los derechos humanos y civiles, Enrique Graue se suma al repudio a la política antimigrante del jefe de la Casa Blanca.

 

:Que en la consulta ciudadana del fin de semana en la delegación Cuauhtémoc sobre la gestión de Ricardo Monreal imperaron acarreo, casillas sin mamparas, uso de tinta no indeleble, boletas sin candados de seguridad y falta de protección de datos.

Pero además, en esta iniciativa de la diputada local Francis Pirín y del también perredista Armando Contreras, participó apenas 3.14 por ciento del padrón de la demarcación, unas 14 mil de las 459 mil personas con derecho a voto, lo que pone en entredicho la consulta.