Trascendió

:Que hasta este viernes por la tarde no había llegado al Senado la propuesta del nombramiento de Gerónimo Gutiérrez como próximo embajador de México en Estados Unidos, por lo que los legisladores esperarán a que el Ejecutivo envíe el documento para entrarle al procedimiento correspondiente.

Sin embargo, dicen que será hasta que comience el periodo ordinario de sesiones en febrero. Al cabo que no hay prisa.

 

:Que uno de los peores temores de Jaime Serra Puche, ex secretario de Hacienda y coartífice del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, comenzó a hacerse realidad ayer, cuando la empresa Experiencias Xcaret anunció que no comprará autos Ford en represalia por la cancelación de la armadora de una planta en San Luis Potosí.

Horas antes, en un comunicado que no fue confirmado ni negado a lo largo del día, la constructora Coconal dio a conocer una decisión similar. Si esto no es el preámbulo de lo que se puede desencadenar en una “guerra comercial”, se parece mucho.

 

:Que después de anunciar que reembolsó a la Tesorería de la Federación los recursos asignados para la construcción de su nuevo edificio con un costo superior a mil millones de pesos, el Instituto Nacional Electoral, que encabeza Lorenzo Córdova, lanzó una encuesta en Twitter para preguntar a qué rubro debe destinar Hacienda el dinero reintegrado: a educación cívica, programas sociales, educación y salud o consulados.

La consulta permanecerá abierta este fin de semana y podrán conocerse los resultados el lunes.

 

:Que la defensa de Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, uno de los fundadores del cártel de Guadalajara, que dio origen al de Sinaloa, no se opuso a pagar la indemnización de más de 20 millones de pesos que un juez federal ordenó que entregue a familiares del agente de la DEA Enrique Camarena y del piloto Alfredo Zavala, ambos secuestrados y asesinados en 1985.

El viejo capo aceptó cubrir el monto por concepto de “reparación del daño”, pues se trata de una de las condiciones que se le impusieron para tener derecho a la prisión domiciliaria, de la que goza desde julio de 2016, tras su salida del penal federal de Puente Grande, Jalisco, por su avanzada edad, más de 70 años, y precario estado de salud.