Trascendió

:Que la trama de la desaparición de cuatro personas en Veracruz se complica una vez que los investigadores en aquel estado hallaron el nombre de Octavio García Baruch en una cartulina que se atribuye a Los Zetas, en la que amenazan a un hombre identificado como Alberto Armas.

García Baruch, uno de los tres levantados y cuyos restos fueron identificados ayer junto con los de otras dos personas, había sido señalado por secuestro y extorsión, y ahora se agrega la presunción de distribución de droga, además de que uno de sus hermanos sigue desaparecido desde el año pasado.


:Que Christine Lagarde, directora del FMI; Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, y Luis Alberto Moreno, titular del BID, coincidieron en Washington, durante las reuniones anuales del fondo monetario, en que México es de los países con mayor solidez para enfrentar las adversidades por las que atraviesa la economía del planeta.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien realizó una visita de trabajo a esa ciudad, se reunió, además, con sus homólogos de Reino Unido, Alemania y Canadá. Al parecer, el funcionario vuelve al mundo de la diplomacia, donde ha mostrado moverse bien, pero ahora en el ámbito de las finanzas internacionales.


:Que la solución que busca México a la crisis de migrantes haitianos y africanos que llegaron a Tijuana en espera de ir a Estados Unidos pasa por un acuerdo con Brasil, país que permite la llegada de personas del continente africano sin ninguna traba, pero cuya presencia ya encendió los focos rojos en México ante la imposibilidad de que crucen la frontera en el corto plazo.


:Que quien sorprendió con sus declaraciones fue la presidenta del Congreso de Hidalgo, quien afirmó que cada uno de los 30 diputados de su entidad gana más de 100 mil pesos mensuales, 26 mil más que la dieta de un diputado federal, y para colmo aseguró que los recursos del Poder Legislativo en esa entidad se ejercen de manera transparente.

Las declaraciones de la priista María Luisa Pérez Perusquía levantaron mucha ámpula en las oficinas del gobernador Omar Fayad, sobre todo luego de que éste anunció fuertes medidas de austeridad para tratar de estabilizar la difícil situación económica hidalguense, además de que en los pasillos del priismo estatal y del mismo Congreso las críticas a la inexperta legisladora abundaron y más de un indignado diputado decía “no nos ayudes, comadre”.