Trascendió

:Que en un hecho inusual, mañana lunes el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, acompañará al secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón, en la ceremonia de recepción del Buque Escuela Cuauhtémoc en el puerto de Acapulco, luego de que zarpó el 12 de marzo para realizar el Crucero de Instrucción Ibero Atlántico 2016 con 252 elementos.

Para Nuño, que no emitirá ningún mensaje, será su primera participación en este acto.

 

:Que en el Instituto Politécnico Nacional otra vez se encendieron los focos amarillos ante la toma de la vocacional 5, luego de que los estudiantes acusan falta de diálogo para resolver problemas de seguridad y equipo escolar.

Sin embargo, para maestros y padres de familia, en el fondo se trata de que algunos funcionarios de la voca están manipulando a sus propios hijos que estudian en la escuela con el fin de rechazar la realización de auditorías en el uso y destino de recursos públicos. ¡Zas!

 

:Que quien reconoció que los problemas en Tamaulipas no se resolverán de la noche a la mañana fue el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya.

Al asistir ayer a la toma de protesta de Francisco García Cabeza de Vaca como gobernador de la entidad, reconoció que tomará tiempo, pero confió en que los resultados se notarán.

 

:Que el viernes, en la discusión, votación y aprobación del reglamento para la Constituyente en Xicoténcatl, el quórum de apertura fue de 92 de 100 diputados y resalta que tres de los ausentes van por Morena y uno por el PRD.

Héctor Bonilla, Damián Alcázar, Fabrizio Mejía y Horacio Franco tuvieron algo mejor que hacer, a diferencia del actor Bruno Bichir, quien estuvo en las siete horas de sesión. A ver cuántos van el miércoles, que empezará la revisión de artículos.

 

:Que la secretaria de Gobierno de la CdMx, Patricia Mercado, y el jefe de la policía capitalina, Hiram Almeida, se reunieron con anticipación con los organizadores de la marcha de este domingo por el 2 de octubre y así garantizar la seguridad de los asistentes y la no violencia.

Los organizadores se comprometieron a aislar y señalar a grupos radicales violentos, como los anarquistas.