Trascendió

:Que en las últimas horas del periodo extraordinario los senadores que apoyan la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para legalizar el uso de la mariguana harán un último esfuerzo para vencer las resistencias de PRI y PVEM.

Por eso, anoche el presidente de la Comisión de Salud en el Senado, Salvador López Brito, preparaba un dictamen que contendrá la parte de elevar la portación hasta en 28 gramos, pero con el acuerdo de no votarla en comisiones, sino llegar a que se discuta en el pleno.

También hoy estarán presentes en las galerías las organizaciones sociales que apoyan la iniciativa, entre ellos el papá de la niña Grace, Raúl Elizalde, quien ha sido el más insistente ante los senadores para que aprueben el paquete completo y no una propuesta mutilada.

 

:Que la Comisión de Seguridad Social en la Cámara de Diputados no pudo discutir ayer la iniciativa para reformar la Ley del Seguro Social que busca extender el beneficio de guarderías para los hijos de padres de familia, derecho privativo de las mujeres, y es que desde la vicecoordinación del PRI, encabezada por el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín, se operó para reventar la sesión en coordinación con los panistas integrantes de dicho grupo de trabajo.

El argumento del líder priista, según la presidenta de la Comisión, Araceli Damián, de Morena, fue que no pueden aprobar iniciativas con impacto presupuestal y ésta es una de ellas.

 

:Que el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, salió con el rostro radiante de la reunión que ayer sostuvo con los diputados de su partido en el Palacio de San Lázaro, pues no solo obtuvo ahí un reconocimiento por preservar la unidad y contribuir a los resultados electorales de su Acción Nacional el 5 de junio, sino que al final sus correligionarios hicieron fila para las selfies y, de paso, pedirle alguna que otra intermediación para causas diversas.

Anda en sus 15 minutos...

 

:Que representantes de las iglesias cristianas que se manifestaron contra la iniciativa presidencial del matrimonio igualitario aseguran que el SAT les empezó a enviar requerimientos.

Y como dicen que nunca antes les habían llegado, pues creen que se trata de una represalia del gobierno federal.

¡Ah, qué Lolita!